Nace pantera en Oaxaca

El bebé lleva el nombre de ‘Ocho venado garra jaguar’ y es el primer espécimen de su tipo en nacer en cautiverio.
El nombre de la cría es ‘8 venado garra jaguar’ y es el primer espécimen en su tipo en ser procreado en condiciones de cautiverio.
El nombre de la cría es ‘8 venado garra jaguar’ y es el primer espécimen en su tipo en ser procreado en condiciones de cautiverio. (Oscar Rodríguez)

Oaxaca

Un jaguar negro nació en el zoológico de Oaxaca, convirtiéndose en el primer espécimen en su tipo en ser procreado en condiciones de cautiverio.

El nombre de la cría es ‘Ocho venado garra jaguar’ y nació el pasado 12 de abril. Las autoridades del zoológico esperarán hasta que cumpla dos años para liberarlo en su hábitad natural.

De acuerdo con expertos no es común que nazcan jaguares con dicha característica en cautiverio y mucho menos en vida silvestre  ya que uno de cada cien en el mundo tiene probabilidades de nacer con este color.

Según su u veterinaria, Virginia Sánchez,  la única diferencia en cuanto a  cuidados con referencia a otros jaguares es evitar la exposición al sol, ya que por el color negro son intolerantes a altas temperaturas.

“El primer Jaguar negro que nace en el zoológico representa que estamos haciendo las cosas muy bien, porque hemos hecho un buen manejo en cuanto a la alimentación, dietas balanceadas, en el comportamiento, los programas que tenemos de reproducción y de enriquecimiento ambiental nos han servido mucho y aquí está la prueba con la cachorrita”, comentó Sánchez.

A 13 años de su apertura, el zoológico cuenta  ya con 65 ejemplares de 33 especies y de diferentes de diversas latitudes como el continente Americano, Africano, Asiático, Europeo y Oceaníco y ha recibe 90 mil visitas al año, sobre todo por su amplia variedad de felinos, entre tigres, pumas y jaguares.

Víctor Rosas, gerente de proyectos de Yaguar Xoo, explicó que son el primer parque en tener un programa llamado ‘Condicionamiento instintivo”, avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),  para desarrollar habilidades y comportamientos en los animales  y en especial  a los jaguares,  que trata de retomar los reflejos e instintos de los ejemplares como si estuvieran en su vida silvestre para posteriormente dejarlos en libertad en su habitad natural.

 “El objetivo final seria meter una hembra gestante, que tenga sus crías, las enseñe a casar para hacerlas autosuficientes y cuando estas crías tengan dos años de edad liberar una familia de jaguares y no un solo jaguar” añadió Rosas.