Tendrá isla Holbox ocupación de 100% para fin de año

Con sólo 42 kilómetros de largo, Holbox está situada al noroeste de Cancún, cuya sola promoción en el mundo por el avistamiento del tiburón ballena, refleja una perspectiva de ocupación hotelera ...

Holbox, Q.Roo

La maravilla natural que representa el avistamiento del tiburón ballena, que atrae durante seis meses a turistas de México y el mundo, permitió el “despegue” de Holbox, una isla con playas vírgenes y santuario de miles de especies.

Con sólo 42 kilómetros de largo, Holbox está situada al noroeste de Cancún, cuya sola promoción en el mundo por el avistamiento del tiburón ballena, refleja una perspectiva de ocupación hotelera del ciento por ciento para la temporada alta de fin de año e invierno.

La presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Holbox, Alejandrina Selem Salas, reconoció que la promoción del destino se ve reflejada en los excelentes niveles de ocupación registrados durante gran parte de las temporadas altas de vacaciones.

En el caso de la isla comprenden del 15 de mayo al 15 de septiembre, cuando es la época de avistamiento del “gigante de los océanos” que cada año llega a la zona en busca de plancton, su alimento predilecto, lo que es un espectáculo natural para los visitantes.

La dirigente de los hoteleros de la Agregó que esta especie suele nadar en la superficie de aguas cálidas, en aquellas áreas donde hay brotes de agua más fría y rica en nutrientes, puesto que estas condiciones favorecen el crecimiento del plancton.

“Julio y agosto para nosotros son como Semana Santa, con promedio del 100 por ciento y es que además de que es temporada vacacional coincidió con la temporada del tiburón ballena, que entre junio y agosto es cuando hay mayor cantidad de avistamientos”, resaltó.

Además, precisó que Holbox es conocida por sus playas vírgenes y por el ecosistema, que es un santuario para miles de especies silvestres como delfines, pelícanos, tortugas, flamencos y otras aves exóticas.

Holbox está rodeada por playas arenosas, aguas cristalinas ideales para practicar el windsurfing, el kitesurfing, el buceo con snorkel, el velerismo y la navegación en kayak.

Además de la experiencia como el nado con el tiburón ballena, también se puede encontrar tours para la observación de cocodrilos. Es ideal para quienes buscan la calma de una aldea de pescadores en un entorno paradisiaco. Se calcula que dos mil personas viven en la isla.

En entrevista con Notimex, Selem Salas apuntó que en esas fechas abunda principalmente turismo nacional, pero también hay visitantes extranjeros, en su mayoría, procedentes de Francia, Irlanda, Italia y hasta de Rusia.

Consideró que hay factores externos que se deben tomar en cuenta y de los que no se pueden mantener ajenos, pero que no llegan a impactar directamente, porque precisamente a Holbox lo caracteriza su imagen de tranquilidad y tolerancia cero a la inseguridad.

Destacó que los centros de hospedaje se encuentran listos para recibir a los diferentes segmentos de turistas, por lo que la ínsula ofrece hoteles para todos los presupuestos, además de que existe gran variedad de restaurantes con diferentes especialidades.

“En Holbox tenemos una oferta de hoteles desde cinco estrellas con tarifa de cuatro mil pesos la noche, hasta hostales de 300 pesos la noche, incluso hamacas de 200 pesos con vista a más estrellas”, explicó.

Sostuvo que 2013 fue un año bueno en términos generales, pero las lluvias no ayudaron mucho y acortaron la estancia de los turistas, además de que se registró una especie de marea roja que alejó al tiburón hacia la zona de Isla Mujeres.

Sin embargo, Selem Salas refirió que este año, salvo algunas semanas de octubre y noviembre, ha sido excelente, con promedios de ocupación de hasta el 80 por ciento, e incluso días al 100 por ciento.

“Muchos turistas venían sin reservación y andaban por las calles en busca de hospedaje y eso no pasaba antes, pues pensaban que por ser una isla tenemos mucho espacio para todos”, señaló.

Ahora, puntualizó, se hacen las reservaciones, tanto de nacionales como de internacionales con mucho tiempo de anticipación, por ejemplo para la temporada decembrina, desde hace seis meses empiezan a apartarse lugares.

“Vienen los días fuertes, Navidad y Año Nuevo, no hay nada disponible, por eso podemos decir que Holbox está lleno”, subrayó.

Puntualizó que el reto es mantener el destino con estándares de calidad y atención y en condiciones para recibir cualquier perfil de turistas, preservar los niveles de seguridad, y sobre todo, las tradiciones y perfil ecoturístico.

“Todavía hay gente a la que no le gusta caminar por las calles de arena y aunque seamos la isla de los pies descalzos, muchos no se ajustan a esa realidad y pues tenemos que enamorarlos”, manifestó la dirigente hotelera.

Precisó que se tiene una amplia gama para atender cualquier tipo de mercado y esa también es una ventaja de Holbox, que los 580 cuartos se reparten entre los 54 centros de hospedaje que hay entre hoteles considerados de gran turismo, hasta los hostales y casas que desde mucho tiempo atrás ofrecen sus cuartos en renta para el turismo.

Detalló que durante la temporada de verano, la isla de Holbox registró ocupaciones hoteleras extraordinarias, especialmente de connacionales, quienes disfrutaron sus especiales bellezas naturales y generaron derrama económica a favor de los habitantes de la ínsula del municipio de Lázaro Cárdenas.

Selem Salas comentó que durante esta temporada, Holbox mantuvo ocupación promedio del 80 por ciento, con días del 100 por ciento durante el período vacacional de verano.

De hecho, dijo, que en el verano la isla de Holbox registró ocupaciones hoteleras extraordinarias, especialmente de visitantes de origen nacional, quienes disfrutaron sus bellezas naturales y generaron una derrama económica a favor de los habitantes de la ínsula del municipio de Lázaro Cárdenas.

Selem Salas recordó que los centros de hospedaje en Holbox son principalmente pequeños y rústicos u hoteles boutique, que en la oferta de servicios.

Además hay muchos restaurantes en los que podrán degustar platillos deliciosos preparados con pescados y mariscos atrapados ese mismo día por pescadores locales, mientras disfruta las puestas de sol “más espectaculares que haya presenciado”.

En el menú de estos establecimientos encontrará todo tipo de opciones, desde cocina mexicana típica hasta cocina internacional, concluyó la presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Holbox.