Investigarán a 230 ex alcaldes de Oaxaca

El titular del organismo, Carlos Altamirano Toledo, dijo que esto es por incumplir con la entrega de finanzas. Indicó que se han recuperado 3 mmdp a las arcas de los gobiernos estatal y federal.

Oaxaca

La Auditoria Superior del Estado (ASE), va a la caza de unos 230 ex presidente municipales que no cumplieron con la entrega final de su cuenta pública y tienen inconsistencias en la ejecución de obras.

El organismo ha sancionado y multado a 120 de 570 ayuntamientos con apercibimientos multas resarcitorias y espera integrar al menos unas 70 carpetas de investigación contra los ex presidentes municipales que saquearon el erario municipal.

El titular del organismo Carlos Altamirano Toledo aseguró que los últimos cinco años, ha logrado recuperar la devolución de cerca de tres mil millones de pesos a las arcas del gobierno estatal o federal de los municipios que no lograron ejecutar de manera adecuada los recursos públicos que les fueron destinados.

De acuerdo con los datos de la ASE, en cada trienio entre 200 y 250 presidentes municipales que dejan el cargo no realizan su trámite de entrega-recepción, lo que ha derivado el ejercicio indebido de los recursos.

En este mismo periodo, la institución estima que alrededor de cinco mil millones de pesos no fueron solventados por las ex autoridades, principalmente en los que no cumplieron con sus procesos de entrega-recepción.

A pesar de este enorme desfalco o desconocimiento hacia dónde fueron a parar estos recursos, a la Fiscalía General del Estado únicamente llegaron 40 procesos, de los cuales hasta el momento han sido resueltos al menos seis casos, en los que las ex autoridades han rendido cuentas a la justicia, aunque la mayoría ha recuperado su libertad, ya que en Oaxaca el delito de peculado no es delito grave.

Altamirano Toledo, dijo que "la ASE es una organismo que da resultados, hace cinco años en Oaxaca solamente 30 municipios entregaban cuenta pública, hoy ya son 510 municipios, nos falta tiempo para revisarlos, nos faltan auditores pero por lo menos ya presentan esa información".

Manifestó que "en los 250 municipios que no hacen entrega-recepción, eso representa dinero que no sabemos dónde estuvo, esto no significa que todo se lo hayan llevado pero no sabemos cómo lo ejercieron, si es que lo ejercieron".

El auditor explicó que en Oaxaca todavía no existe la cultura de la transparencia o de la información pública, especialmente por parte de las autoridades municipales que no suelen informar a sus ciudadanos sobre el manejo de los recursos públicos.

Irregularidades frecuentes

En 2016, la ASE realizó 30 auditorías sobre la cuenta pública 2015, de los cuales 20 se concluyeron y a la fecha los procesos jurídicos para la solventación de los gastos que no se pudieron comprobar se encuentran en proceso jurídico.

"Es imposible auditar a los 570 municipios, nosotros hacemos auditorías integrales, auditorías financieras, obra pública y de desempeño, la ASE es la más chica a nivel nacional pese a que tenemos 570 municipios".

Altamirano Toledo expuso que desde la creación de la ASE, se pensó en una institución pequeña y ahora a raíz de las denuncias que recibe por parte de los ciudadanos para auditar a las autoridades por malos manejos de recursos, se hace imposible abarcar cada año en todo el territorio oaxaqueño.

Su presupuesto anual es de 70 millones de pesos, recurso insuficiente cubrir todas las demandas, ya que se requerirían de al menos 140 millones para llegar a los 570 municipios.

Para elegir a los municipios que se auditan anualmente, la ASE los elige a través de sistemas matemáticos dependiendo de la cantidad de recursos que se ejecutan, pero uno de los factores importantes son las denuncias de las comunidades; "actualmente hay muchas denuncias de manejo irregular de los recursos, los ciudadanos han levantado la voz", afirmó.

"De los conflictos que tienen las comunidades, hoy en día deriva mucho de los malos manejos de los recursos; en los últimos años las denuncias han aumentado, al menos el 20 por ciento de los municipios tienen denuncias de malos manejos o de falta de transparencia", refirió el auditor.

Dijo que el principal problema en Oaxaca, es que los presidentes municipales no informan a sus ciudadanos "lo que van hacer, cómo lo van a hacer y a dónde lo van hacer, esta es una forma de combatir la corrupción".

"En nuestras auditorías lo que más detectamos son facturas falsas, pagos en exceso a las constructoras y obras de muy mala calidad; hay cosas que no podemos detectar como los moches, porque la ley únicamente nos faculta para comprobar, no seguimos la ruta del dinero".

De las obras de mala calidad que detecta la Auditoría destacan los caminos, las pavimentaciones y las obras de las plantas tratadoras de aguas residuales. "Hemos insistido que los municipios tengan una ley de obra pública y de adquisiciones porque sólo hay una sola ley para el estado y opcional para los municipios".

"El problema de los municipios es que no hay planeación en el ejercicio de los recursos y ejecución de obras, lo vemos a diario con las obras inconclusas, obras mal hechas, la mayor parte de las observaciones que vemos es que la mayor parte del dinero les llega en el mes de noviembre y diciembre y ya no lo ejercen o lo ejercen de manera rápida o se lo entregan a las constructoras para que hagan obra al año siguiente", destacó Carlos Altamirano Toledo.

En este 2017, la ASE contempla auditar a 40 municipios, principalmente donde hubo una figura de administrador municipal o aquellos donde no hicieron el procedimiento de entrega-recepción como ocurrió en los grandes municipios conurbados de la ciudad de Oaxaca entre los cuales se encuentran Santa Cruz Xoxocotlán y Santa Lucía del Camino, entre otros.

MMR