• Regístrate
Estás leyendo: Inundaciones, un manejo diferente
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 05:00 Hoy

Inundaciones, un manejo diferente

Reconocen que redensificación puede generar problemas por sistema de alcantarillado mixto.

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

Si la dotación de agua ofrece problemas menores en un municipio que se ha despoblado casi en 10 por ciento en 20 años, las lluvias son un gran desafío, porque aun con menos moradores, hay decenas de zonas de inundación periódica, ante la existencia de colectores mixtos –aguas negras y pluviales- en el lecho de antiguos ríos entubados.

“Ese es un capítulo aparte; no podemos olvidar que buena parte de los sitios de inundación están en territorio tapatío, porque las cuencas salen hacia la barranca del río Santiago, por lo cual, para todas las nuevas edificaciones, hemos ajustado los lineamientos del SIAPA y hemos dado capacitación a promotores y desarrolladores; ahora se les pide en esos edificios su tanque de retención, ya que de por sí se presentan encharcamientos medianos y grandes, y si tienes un tanque de retención detienes el agua de lluvia de su superficie construida: la capta en los edificios, la retienes en un tanque, y una vez que pasa la avenida máxima de la tormenta, empiezas a descargar el agua pluvial, minimizando el daño”, apunta el director técnico.

Esto no deja de ser una solución provisional, pues se requieren inversiones cercanas a tres mil millones de pesos para comenzar a resolver de fondo el problema, con redes de colectores mayores y más profundos, recuperación de partes bajas de cuencas y aumento de la capacidad de conducción del agua en la hidrografía citadina, precisa Alejandro Gutiérrez Moreno.

De hecho, si el estudio da que es viable que las aguas de lluvias recolectadas se inyecten al subsuelo o se puedan reutilizar, “buscamos la manera de hacerlo, en función de la mecánica de suelos y de que se garantice la calidad del agua captada”, de manera que no salga el tiro por la culata y se contamine el manto freático.

En caso de fraccionamientos en zonas baldías, que deban abrir su propio colector, se les pide que ya no sea mixto sino separado. “Por ejemplo, puede darse el caso en cuenca media y alta de Los Colomos, que si hay posibilidades de conducir agua a un cauce cercano, el desarrollador construya esos sistemas separados, de manera que el sanitario se vaya al colector en operación, y la lluvia vaya al canal o cauce natural, y también podría hacer la obra de contención o infiltración”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.