Se intoxican 100 personas con pastel por el Día de las Madres

Adultos y niños fueron internados en el hospital de la comunicad en Quechultenango, Guerrero, al presentar diarrea y vómito después de haber consumido pastel en mal estado.
Debido al gran número de personas intoxicadas se saturó el hospital, por lo que los pacientes fueron ubicados en los pasillos del nosocomio.
Debido al gran número de personas intoxicadas se saturó el hospital, por lo que los pacientes fueron ubicados en los pasillos del nosocomio. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Al menos 100 personas, entre niños y adultos de 10 comunidades pertenecientes a los municipios de Quechultenango y Mochitlán, en la región Centro de Guerrero sufrieron cuadros de intoxicación alimentaria provocada por el consumo de pastel en mal estado durante el festejo del Día de las Madres.

Desde la noche del sábado 10 de mayo, el hospital básico de Quechultenengo, municipio perteneciente al circuito turístico Río Azul, comenzó a recibir niños, adolescentes y adultos con cuadros de diarrea y vómito.

Los primeros casos fueron de la cabecera, posteriormente de la comunidad de Colotlipa, luego de San Martín y posteriormente del Tejoruco, pueblo ubicado por lo menos a dos horas de distancia, avanzando sobre una brecha de terracería.

Para la madrugada del 11 de mayo, el personal del hospital básico comunitario asumía que estaba frente a una contingencia, por eso se concentraron en el lugar a siete médicos y por lo menos 20 enfermeras.

La intoxicación colectiva superó la capacidad del hospital básico, los pacientes fueron colocados en los pasillos internos y externos del nosocomio, incluso se habilitó una carpa en el estacionamiento para albergar a la cantidad de personas con cuadros febriles, de diarrea y vómito.

Félix Fernando Arciniega Martínez, director del hospital de la comunidad en Quechultenango confirmó que los pacientes llegaron desde Colotlipa, Santa Fe, Tejoruco, Tolixtlahuaca, San Angel, Coatamatitlán y San Martín.

El responsable del nosocomio destacó que la mayoría de los casos fueron leves y que los delicados eran menos, solo algunos adultos mayores y niños que no toleraron el suero vía oral, razón por la que se les suministró vía intravenosa.

La causa de la intoxicación colectiva fue el consumo de pastel elaborado en un negocio particular, que se ubica en el centro de Quechultenango.

Aunque el hospital fue rebasado, hasta la tarde del lunes no se trasladó a ningún paciente a Chilpancingo.

El registro oficial era de 79 pacientes, sin embargo había en espera por lo menos 20 casos y todavía llegaban más.

Alfredo Victoriano, vecino de la cabecera municipal tiene una familia integrada por diez personas, ellos festejaron el Día de las Madres y compraron un pastel en el negocio conocido con razón social Mickey.

"Somos diez, a todos nos pegó el mismo problema; a todos nos dieron fuertes dolores de estómago, después vino el vómito y la diarrea", mencionó.

Por la dimensión del daño, el hombre, su esposa e hijos tenían dos días en el patio del hospital al momento de la entrevista.

El alcalde del lugar, Antonio Navarrete Cortés, señaló que el primer caso que se le reportó fue de seis personas con síntomas de intoxicación alimentaria, después arribaron grupos en camionetas de diferentes pueblos y rápidamente se generó la etapa de contingencia.

Las tres ambulancias de la unidad médica, así como camionetas particulares hicieron varios viajes hacia colonias y pueblos vecinos, por eso el inmueble estaba saturado en pasillos, estacionamiento y áreas verdes.

Desde la tarde del domingo se presentó personal de Epidemiología, acudió al expendio que vendió el pastel y se llevó muestras para ubicar la causa del brote.