Interponen demanda por daños en instalaciones de SEP en Oaxaca

El procurador del estado señaló que la averiguación previa se integró contra quién o quienes resulten responsables solo por el delito de daños, luego de las pintas de mestros del CNTE.

Oaxaca

La delegación estatal de la Secretaría de Educación Pública (SEP), interpuso una demanda ante la dirección de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), por los daños generados al edificio de tal institución, localizada en la zona norte de la capital oaxaqueña, que fue blanco de acciones de vandalismo, y pintarrajeo por parte de un grupo de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En la indagatoria se argumento solo el delito de daño, a pesar de que durante la toma de las instalaciones fueron privados de su libertad los 150 empleados que laboran en la referida institución.

El procurador de Justicia, Héctor Joaquín Carrillo, afirmó que la averiguación previa se integró contra quién o quiénes resulten responsables y solo por el delito de daños.

Dijo que un perito verificó las afectaciones identificándose solo pintarrajeos en puertas, fachadas y ventanales.

En tanto el delegado federal de la SEP en Oaxaca Jorge Vilar, afirmó que pese a las protestas magisteriales de la CNTE, la reforma educativa se aplicará en Oaxaca.

"Se tienen que respetar la constitución y es una ley ya promulgada y juzgada la reforma educativa federal".

Dijo que durante la manifestación los docentes de la CNTE además de colocar un candado en la puerta de las instalaciones, les arrojaron un tipo de gas, que generó que algunos empleados se vieran afectados.

Manifestó que tuvo que solicitar el apoyo de personal de emergencias para lograr abrir las puertas.

El funcionario dijo que los maestros de la Sección 22 no deben ni tienen que relacionar un conflicto sindical con la Sección 59 con la SEP, porque esa dependencia federal solo busca la mejora de la educación en Oaxaca, y la disputa de escuelas solo le corresponde al gobernador Gabino Cué resolver.

"Si los maestros hubieran llegado a la buena, solicitando una mesa de negociación o algún tipo de contacto, nosotros estábamos en la mejor disposición, les hubiésemos explicado nuestro punto de vista, pero no hubo ninguna propuesta de audiencia, de manera arbitraria encadenaron la puerta, colocaron una manta, pintaron las instalaciones y todavía nos hostigaron prendiendo fuego a una anafre que expiró un olor a chile muy intenso, no se vale ".

Jorge Vilar advirtió que si los profesores regresan nuevamente con lujo de violencia, la dependencia federal se verán obligados a pedir el apoyo de las fuerzas públicas para desalojarlos.

El funcionario no temió a represalias o amenazas y afirmó que los temas educativos se resuelven con diálogo y tolerancia.