Interceptan carga millonaria de pez totoaba

Elementos de la Sedena y especialistas de la Profepa detuvieron en Sonora el cargamento con valor en el mercado negro asiático de casi 3 millones de pesos.

Ciudad de México

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en coordinación con especialistas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interceptaron un cargamento de 86 buches de pez totoaba con un valor en el mercado negro asiático de casi 3 millones de pesos, y lograron la detención de dos traficantes.

El cargamento de vejigas natatorias de la especie Totoaba macdonaldi que está catalogada en condición de riesgo por la NOM-059-SEMARNAT-2010, fue interceptado por los militares, en un retén instalado en una carretera de San Luis Río Colorado, Sonora.

Los efectivos realizaron la detención en el Puesto de Control Militar Estación Doctor, ubicado en la carretera que va del Golfo de Santa Clara a San Luis Rio Colorado, donde marcaron el alto a un vehículo Toyota en el que viajaban un hombre y una mujer, con el cargamento de un valor de casi 3 millones de pesos.

Ambas personas fueron detenidos y puestas a disposición del Ministerio Público Federal (MPF), al no poder explicar el origen de la carga que les fue encontrada en la cajuela del automóvil en que viajaban tras ser sometidos a una revisión de rigor, dio a conocer la Profepa en un comunicado.

La acción se dio en el marco de la coordinación que distintas dependencias federales mantienen con la Profepa para combatir el tráfico ilegal del pez totoaba, específicamente en la extracción, transporte y exportación.

“La Profepa mantiene una lucha frontal contra los traficantes de totoaba ya que es una especie endémica en peligro de extinción y en veda desde los años 70. Las artes de pesca ilegales utilizadas en su captura, representan un alto riesgo para la sobrevivencia de la vaquita marina, otra especie endémica que se esfuerza por recuperar”, destacó la dependencia.

Especialistas de Profepa estiman que los buches asegurados representan la pérdida de 86 ejemplares de totoaba, de edad aproximada de entre 40 o 50 años, por lo cual, quien trafique esta especie puede alcanzar una pena de hasta 9 años de prisión.