Bomberos combaten incendios en la Península de Yucatán

El director de Protección Civil estatal, Aarón Palomo Euán, advirtió que el mes de abril será el periodo más crítico por la intensidad de las temperaturas.
Equipos de bomberos combaten diversos incendios en la Península de Yucatán.
Equipos de bomberos combaten diversos incendios en la Península de Yucatán. (Daniel Barquet)

Mérida, Yucatán

Con temperaturas de hasta 40 grados centígrados a la sombra y en plena temporada de quemas forestales, equipos de bomberos combaten diversos incendios en la Península de Yucatán.

Elementos de la Conafor, seguridad pública y el ejército establecieron una “línea negra” en el municipio de Hunucmá, al noroeste de Mérida, a fin de evitar que el fuego alcance vías carreteras al puerto de Sisal justo en plena temporada vacacional, mientras que en las selvas del este de la Península de Yucatán se lograron controlar al menos cuatro incendios.

El director de Protección Civil de Yucatán, Aarón Palomo Euán, advirtió que ‘el mes de abril será el periodo más crítico por la intensidad de las temperaturas’.

Detalló que en marzo se incendiaron en la entidad más de mil hectáreas, saldo de 300 incendios registrados; cifra por debajo de los 500 registrados en el primer trimestre de 2014, cuando se quemaron dos mil hectáreas de maleza. Sin embargo, las temperaturas en marzo no fueron tan elevadas como las que se esperan durante el mes de abril e incluso se tuvieron fenómenos tardíos de frente frío y días de lluvias.

Palomo Euán exhortó a los vacacionistas a no tirar colillas de cigarro a la vera del camino, tirar envases de vidrio o dejar basura que contribuye como combustible para el fuego, así como a apagar cualquier fogata que realicen hasta cerciorarse de que no queda chispa alguna.

Protección Civil mantiene en alerta a 600 brigadistas para combatir el fuego, además del apoyo de 200 bomberos distribuidos en 38 municipios.

Sobre la actual temporada, apuntó que el  fuego se ha hecho presente en varios municipios del Poniente y Como Sur del Estado, así como en el periférico de Mérida, ‘pero fueron controlados a tiempo’.

Al hacer un balance del año pasado, recordó que hubo 800 incendios con seis mil hectáreas perdidas, de febrero a mayo que es la temporada de incendios forestales.

Hacia el Este, en la frontera entre Yucatán y Quintana Roo, se informó que mediante el trabajo coordinado de instancias de los tres órdenes de gobierno, ejidatarios y voluntarios, se han logrado controlar y extinguir los cuatro incendios forestales que afectaban la selva quintanarroense.

Los incendios forestales afectaron una superficie arbustiva de 169 hectáreas en total. Dos de las conflagraciones fueron en el sur del municipio de Bacalar, en Ejido Río Verde “El Perdido” y “Río Escondido”, con 102 y 45 hectáreas de afectación, respectivamente.

Los otros dos incendios fueron en el municipio de Lázaro Cárdenas, uno al noroeste de Kantunilkín, en el denominado “Rancho Tulum” y el segundo a tres kilómetros de la carretera Kantunilkín-Chiquilá, denominado “El Chintal”, con afectación de una superficie de 20 y 2 hectáreas, respectivamente.

Las causas de los connatos e incendios han sido cuatro por quemas agropecuarias, cuatro por cazadores, 11 por fumadores, seis en derecho de vía y dos más por urbanización.