Inmigrantes son bienvenidos en San Diego: activistas

Defensores de los derechos humanos culparon al alcalde y a la policía de Murrieta por no intervenir en manifestación. Abren centro de acopio para recibir ropa, alimentos cobijas para inmigrantes.

San Diego

En San Diego, inmigrantes centroamericanos son bienvenidos, enfatizaron este miércoles grupos defensores de derechos humanos.

Enrique Morones, director de Ángeles de la Frontera se dijo molesto por lo suscitado la tarde del martes en una estación de la Patrulla Fronteriza en Murrieta, California, donde un grupo de manifestantes impidió el acceso de tres camiones que transportaban indocumentados.

"Nos conmovimos muchos viendo lo que pasó ayer, el susto que han de haber tenido los niños que aunque no hablan el idioma, pueden sentir el odio.
Culpo mucho al alcalde de Murrieta y a la policía, ellos fácilmente podían haber movido a manifestantes".

Dicha organización abrió este miércoles un centro de acopio, donde recibirán ropa, cobijas, artículos de higiene y comida enlatada para entregarles a  inmigrantes, una vez que sean procesados y puestos en libertad a la espera de una audiencia de inmigración.

Dulce Aguirre, voluntaria de Ángeles de la Frontera mencionó que han recibido a cientos de personas desde la mañana, quienes han llevado su donativo para que inmigrantes se sientan bien recibidos en San Diego.

"Así como hay gente que no quiere a los niños y está mostrando cosas muy negativas, también hay gente que dice que sí y que muestra que realmente están aquí para apoyarlos, lo vimos hoy que gracias a Dios vino mucha gente".

La señora Elizabeth Estrada fue una de las personas que llevó ropa al centro de acopio.

"Somos humanos, deberíamos de echarnos la mano como se pueda, yo soy de papás de inmigrantes y esas personas vienen aquí a buscar un mejor futuro".

A las afueras de la estación de la Patrulla Fronteriza en San Ysidro, un grupo de 10 personas esperan con pancartas de bienvenida, la salida de inmigrantes centroamericanos.

Olga Espinoza, acudió desde la noche del martes en compañía de familiares y dijo que estará ahí hasta que sea necesario, ya que dijo estar molesta con el recibimiento hecho a centroamericanos, por parte de grupos antiinmigrantes.

"Me dio mucho coraje, esta tierra es de toda la gente, no nomás de una raza, es de muchos".

El grupo de 140 inmigrantes fue distribuido en distintas estaciones de Patrulla Fronteriza en San Diego y tras ser procesados, serán puestos a disposición  de la Oficina de Inmigración y Aduanas, dependencia que evaluará su solicitud de asilo.

La mayoría proviene de Honduras, Guatemala y El Salvador, huyendo de la violencia que aqueja sus ciudades de origen.

El próximo traslado de inmigrantes está programado para el viernes, aunque se desconoce, hacia que estaciones serán enviados una vez que lleguen a  San Diego.

El gobierno de Estados Unidos ordenó el traslado de Texas hacia California, como una estrategia para lidiar con la sobrecarga de personas en dicho estado, donde en lo que va del año fiscal se ha detenido a más de 100 mil personas, la mayoría menores no acompañados, un aumento del 92 por ciento en comparación al año anterior.