Inician huelga de hambre 15 empleados del Fonden en Guerrero

En la delegación de Sedatu trabajadores se instalaron para reclamar el pago de cinco meses de salario que les adeudan.  
Trabajadores del Fonden instalaron su huelga de hambre afuera de las oficinas de la delegación de Sedatu.
Trabajadores del Fonden instalaron su huelga de hambre afuera de las oficinas de la delegación de Sedatu. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

Un grupo de 15 trabajadores del Fonden iniciaron una huelga de hambre en la delegación de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), exigen que en oficinas centrales les paguen cinco meses de trabajo.

El ayuno comenzó poco después de las 10:00 horas, aunque el movimiento de los trabajadores del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) tiene por lo menos cuatro meses de que estalló.

Jesús Vicente Molina, uno de los huelguistas, dijo que en realidad son 33 los trabajadores que no han recibido el pago de cinco meses de trabajo ya hecho, pero hasta el momento no han encontrado disposición por parte de la dirección nacional de Seatu.

El problema se genera porque en oficinas centrales de la Sedatu ya se quiere declarar concluido el trabajo de reconstruir todo lo que afectó a tormenta tropical 'Manuel' y el huracán 'Ingrid' en septiembre de 2013, sin embargo, el contrato que los empleados tienen firmado, indica que sus actividades van a concluir hasta que culminen todas las obras de reconstrucción.

En Guerrero, dijo que hay más de nueve mil acciones de vivienda por hacer, lo que implica una gran cantidad de personas esperando que se les restituya un lugar en donde vivir.

Señalaron que además de los salarios, la dependencia se niega a pagar los gastos de operación que han ejercido quienes son responsables de obra, por lo que deben moverse de un lado hacia otro de la entidad para realizar las supervisiones correspondientes.

Al margen de la huelga de hambre que inició este miércoles, dijo que existen varios problemas que en los próximos días van a detonar un fuerte movimiento social, como ejemplo puso el caso del fraccionamiento Nuevo Mirador, ubicado en la salida sur de Chilpancingo, en donde trabajos de mala calidad provocaron que por lo menos 32 viviendas que integran una cuadra deban ser demolidas y vueltas a construir.

Los que iniciaron la huelga de hambre este 27 de septiembre reconocieron que el delegado de la Sedatu en la entidad, José Manuel Armenta Tello ha mantenido una postura solidaria respecto a los inconformes, sin embargo, admitió que no está en sus manos resolver el problema, porque no cuenta con los recursos para ello.

"Nosotros sabemos que el recurso lo deben liberar desde oficinas centrales, pero allá están más concentrados en lo más reciente, que es lo que pasó en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos y la Ciudad de México, por los sismos del 7 y 19 de septiembre", anotó el ingeniero Molina.

Pese a dicho argumento, dijo que lo que se ejerce en Guerrero es producto de un mandato presidencial con recursos que ya fueron canalizados, por lo que no hay razones para detener los trabajos.

En conjunto, sostuvo que son por lo menos tres millones de pesos los que se deben a los trabajadores del Fonden, por lo que advirtieron que no van a levantar el ayuno hasta que se liberen sus pagos.

MMR