• Regístrate
Estás leyendo: Inicia Monterrey programa de movilidad y limpieza visual
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 07:40 Hoy

Inicia Monterrey programa de movilidad y limpieza visual

El alcalde Adrián de la Garza explicó que el reto es retirar 220 casetas telefónicas que ya no cuentan con permisos para operar y obstruyen el paso al peatón.

Publicidad
Publicidad

Gabriela Jiménez

El municipio de Monterrey dio inicio al programa Movilidad Urbana y Limpieza Visual que contempla el retiro de mil 300 casetas telefónicas, además de anuncios panorámicos en la ciudad.

Los trabajos durante el evento de arranque fueron encabezados por el alcalde Adrián de la Garza Santos, en la plaza Treviño, ubicada en el cruce de las calles Treviño y José María Coss, en el centro de Monterrey.

Ahí, el munícipe explicó que el reto es retirar, en una primera fase, 220 casetas telefónicas que ya no cuentan con permisos para operar y obstruyen el paso al peatón.

Al terminar el programa esperan sumar mil 300 dispositivos desinstalados.

Detalló que el retiro de anuncios panorámicos hecho en días pasados también forma parte de estas acciones en pro de la limpieza visual de la ciudad.

"En una primera instancia son 220 (casetas por retirar), el objetivo es llegar aproximadamente a unas mil 200, mil 300 de cerca de 3 mil que existen en la ciudad de Monterrey, con la finalidad de dar mejor movilidad al peatón, a la gente, al ciudadano, y obviamente la limpieza visual del municipio", señaló De la Garza Santos.

Dijo que algunas de las casetas operaban con permisos vencidos o ni siquiera contaban con ellos, y advirtió que no concederán derechos para instalar más aparatos telefónicos de paso, al menos en esta administración.

"Hemos estado haciendo un recuento de las que han dejado de pagar, se paga un derecho por tener las casetas (...), hay algunas que sin permiso estaban instaladas", apuntó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.