• Regístrate
Estás leyendo: Informalidad, poca protección y baja seguridad las rodean: OCDE
Comparte esta noticia

Informalidad, poca protección y baja seguridad las rodean: OCDE

La OCDE destacó que pese a que se han llevado a cabo políticas para empoderar a las mujeres, al país le falta todavía un largo camino por recorrer para llegar a la igualdad de género.

Publicidad
Publicidad

Mientras los hombres en Nuevo León perciben un salario promedio de 8 mil 200 pesos mensuales, las mujeres apenas perciben uno de 5 mil 955 pesos mensuales promedio, ubicando a la entidad como la líder en discrepancias salariales en todo el país, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ubica la brecha salarial en el país en 16.7 por ciento, y en su reporte destacó que pese a que se han llevado a cabo políticas para empoderar a las mujeres, al país le falta todavía un largo camino por recorrer para llegar a la igualdad de género.

“Aunque entre los jóvenes mexicanos el nivel de educación de las mujeres es ahora similar al de los hombres, México sigue teniendo una de las mayores brechas de empleo por género en la OCDE, con consecuencias negativas para el crecimiento económico. Entre las mujeres que trabajan, muchas tienen trabajos informales, con poca protección social, alta inseguridad y bajos salarios”, alertó el organismo.

Atribuyó esta situación a factores que generan desigualdad, como estereotipos que limitan las opciones de las mujeres y niñas, el trabajo no remunerado, que registren el tiempo que pueden destinar a otro tipo de empleo, una cultura de largas jornadas, elevadas tasas de violencia en el hogar y el espacio público, y la falta de acceso a la justicia.

Y aunque destacó avances en la representación de las mujeres en la vida política de México, la OCDE también hizo recomendaciones para mejorar las condiciones de desigualdad entre hombres y mujeres, resaltando la licencia de paternidad, alegando que la maternidad es una de las limitantes de las mujeres profesionistas en el país.

“México tomó el importante paso de introducir la licencia de paternidad, pero el periodo de licencia asignada (cinco días) es muy corto en comparación con el promedio de la OCDE, que es de ocho semanas. La exigencia de México de que los empleados (en lugar del Gobierno) paguen por la licencia de paternidad también puede disuadir a los padre de tomarlas”, dijo.

Aunque existen discrepancias sobre la realidad de la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres realizando el mismo trabajo en Nuevo León, la mayoría de los organismos que recaban esta información coinciden en que la entidad lidera a nivel nacional en esta problemática.

Cabe señalar, que la discrepancia de estos salarios dada a conocer en la Encuesta de Ocupación y Empleo del Inegi, que es de 39 por ciento, no compara salarios de hombres y mujeres en los mismos puestos, sino el salario percibido promedio en la entidad. Información proporcionada por la Subsecretaría del Trabajo de la Secretaría de Economía y Trabajo (Sedet) de Nuevo León ubican la brecha salarial en la entidad en 30 por ciento.

No solo esto, el Observatorio Ciudadano ubicó a la entidad como la segunda con un menor número de mujeres profesionistas trabajando, solo por detrás de Baja California Sur.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.