Solo 3 de cada 10 tienen influenza; hay más casos de otras enfermedades

Cuitláhuac Ruiz Matus, director general de Epidemiología, dijo que los grupos vulnerables aún están a tiempo de vacunarse contra la influenza porque faltan, al menos, cuatro semanas más de frío.
La gente todavía se puede vacunar.
La gente todavía se puede vacunar. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Tres de cada 10 personas que acuden a los centros de salud por molestias en vías respiratorias padecen algún tipo de influenza, los otros siete tienen alguna otra enfermedad, dijo Cuitláhuac Ruiz Matus, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Explicó que por la temporada de frío estamos ante un incremento de enfermedades respiratorias agudas, pero según información del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica y de hospitales como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias o el Nacional de Pediatría, "la gran mayoría de casos no son influenza, casi 7 de cada 10 no son influenza, son otros virus respiratorios".

“Hay un incremento de las enfermedades respiratorias por la temporada invernal, una es la influenza, pero hay otros como el rinovirus, adenovirus, hay muchos, son muchos”.

El inicio de la temporada invernal 2015-2016 a la fecha, se han registrado mil 997 casos de influenza y 79 defunciones por esta causa. De ese total, más de la mitad son A(H3N2) y menos del 30 por ciento A(H1N1), el resto es del tipo B, de otros subtipos o no están tipificados.

De acuerdo al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Influenza, los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales Federales de Referencia, alrededor del 70% de las infecciones respiratorias agudas presentadas en esta temporada invernal corresponde a otros agentes distintos al virus de la influenza.

En entrevista con Milenio, el funcionario de la Secretaría de Salud dijo que el número de enfermos por influenza no es para preocuparse.

"Estamos viviendo una temporada de influenza tal como se esperaba, lo mismo nosotros que en Canadá y Estados Unidos", dijo, "estamos experimentando una temporada retrasada porque los fríos comenzaron en enero, por lo que estamos viendo este repunte".

Por ello, dijo que aún es tiempo para vacunarse.

"La temporada de influenza dura de ocho a 12 semanas, y en algunas ocasiones hasta 16, por lo que todavía se espera un repunte en la enfermedad, en tres o cuatro semanas más de repunte de casos, para después empezar a ver un descenso".

Recordó que lo más importante es no auto medicarse, reforzar las defensas de los niños y adultos mayores con alimentos y complementos altos en vitaminas A y C, así como tomar abundantes líquidos.

Ruiz Matus dijo que en los servicios médicos del sector salud, el antiviral que se usa contra la influenza no escasea, como ha sucedido en el sector privado.

"Lo que nos explican algunos es que había poca demanda en los tratamientos. El sector público no tiene desabasto, aquí lo que ha pasado, en algunos casos es que la gente lo compra sin estar enferma".

Desde octubre del año, la Secretaría de Salud comenzó la aplicación de la vacuna contra la influenza y hasta la fecha lleva más de 31 millones de dosis en todo el país, "esto representa el 92.3 por ciento de lo programado. La vacuna contra influenza incluye protección contra los virus estacionales: AH3N2, AH1N1 y B".

La dependencia informó que ha distribuido 35 mil tratamientos antivirales (oseltamivir), con el propósito de garantizar el abasto en los servicios estatales de salud y en los hospitales federales. Además, la Secretaría tiene una reserva estratégica de 40 mil tratamientos.