Hay quienes todavía dudan de la existencia de la influenza

El neumólogo Marco Antonio Díaz,  consideró que este año ha sido “de los peores” en cuanto a contagios y número de personas fallecidas. 
La Secretaría de Salud recomienda vacunarse contra la influenza.
La Secretaría de Salud recomienda vacunarse contra la influenza. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

“A pesar de que tienen a su familiar en terapia intensiva, la gente duda que estén enfermos de influenza AH1N1, aseguran que les damos mal el diagnóstico”, sostuvo el médico Marco Antonio Díaz.

En entrevista con Milenio Digital, el especialista en enfermedades respiratorias del CMN Siglo XXI del IMSS y del Hospital general, reconoció que este año la enfermedad sí ha sido un problema.

“Hemos tenido muchos enfermos, los que llegan a terapia intensiva es porque no se cuidaron desde un principio, solo atacaron los malestares, pero no el virus que ya se alojó en su cuerpo”, señaló.

El neumólogo dijo que lo más importante en estos momentos es la cultura de la prevención,  y no poner pretextos para no cuidarse a tiempo.

“Hay personas que rechazan vacunarse con el argumento de decir, mis defensas están bajas, me voy a enfermar más, estoy en un tratamiento hormonal o de alergias es falso que haga daño la vacuna contra la influenza”, insistió.

Díaz Riveros consideró que las medidas de higiene son las más importantes para evitar los contagios, como taparse la boca, no tocar los pasamanos, al estornudar o toser cubrirse con un pañuelo desechable o hacerlo en el brazo “nunca con las manos porque ahí es donde más bacterias se acumulan”.

“No podemos decir que estamos en la situación del 2009, sin embargo, lo que sí te puedo decir es que debemos prevenir que aumenten los contagios con todas las medidas de higiene posibles”, agregó.

Los grupos más vulnerables son los menores de cinco años y mayores de 65, sin embargo, el número de enfermos que le ha tocado tratar están en el rango de adultos jóvenes, es decir, de los 29 años a los 45.

Recordó que el virus tarda en manifestarse de una a cuatro días, cuando empieza el escurrimiento nasal, dolores de cabeza, en el cuerpo y la temperatura.

“Cuando se presentan estos síntomas hay que acudir al médico y no combatirlos por separado, porque no funciona de esa manera, solo van aliviar el malestar”, señaló.

La gente no debe automedicarse, agregó, porque lo que hacen es disfrazar el malestar, al final el virus se presenta ya con complicaciones.