Por su buen inglés, deportados "se acomodan" en call center

Un grupo de ocho indocumentados repatriados cambiaron sus expectativas luego de que en abril pasado solicitaron trabajo en la primera Feria del Empleo.
Call center recluta a migrantes con perfecto inglés
Call center recluta a migrantes con perfecto inglés (Korina Sánchez S.)

Baja California

José Cruz Reyes fue deportado de Estados Unidos en febrero y es uno de los ocho mexicanos repatriados que se integraron este viernes a la fuerza laboral de Tijuana al ser aceptados en un "call center" de la ciudad.

En estos meses su familia en esta ciudad le tendió la mano con un espacio dónde vivir y comer, pero a sus 38 años, deseaba conseguir un empleo y comenzar de cero.

Los tatuajes en su rostro y cuerpo ya no serán un impedimento, comenta, y es que aunque la mayor parte de su vida la pasó tras las rejas de una penitenciaría en Los Ángeles, California, está seguro de que esta es una nueva oportunidad para rehacer su vida.

"Todos los sueños que tuve cuando estuve encerrado... yo nunca he tenido nada por mí mismo y es lo que yo quiero; quiero tener mi propia casa, quiero tener mi propio carro, pero por el sudor de mi frente, quiero valorar lo que tenga. Aunque sea poco a poquito, empezar mi familia, ser feliz".

Como él, la vida de otras siete personas cambió luego de que en abril pasado solicitaron trabajo en la primera feria del empleo especial para migrantes que se llevó a cabo en Tijuana.

Esta es la primera generación de trabajadores que tras un curso de capacitación, se registró formalmente a la empresa; hay otro grupo de 16 deportados que este viernes iniciaron entrenamiento y en una semana serán recibidos formalmente, informó el coordinador del Consejo Estatal de Migrantes en Baja California, Carlos Mora.

"En menos de un año pudiéramos tener la capacidad de decir ya conseguimos estos primeros 500 empleos. Esta es sólo una empresa de las casi 10 que están en el clúster de los 'call centers'. La oferta laboral de un call center es enormemente atractiva para ellos; nadie los critica, nadie los visualiza y pueden conseguir trabajo de manera inmediata"

Mencionó que la idea es contratar a por lo menos 200 repatriados que solicitaron empleo en la feria especializada y que se mantuvieron durante las tres etapas de reclutamiento; además se les apoyó para que tengan documentos personales, casa y alimento en lo se integraron a la empresa.

Estas acciones se llevaron a cabo a raíz de un convenio entre la Secretaría del Trabajo en Baja California y el clúster de llamadas en Tijuana, a fin de aprovechar el buen manejo del idioma inglés de los migrantes para darles trabajo.