Indígenas retienen a un funcionario de salud en Chiapas

También detienen a seis empleados de la dependencia y exigen 800 mp de indemnización por la muerte de una campesina que no recibió el antiviperino a tiempo, luego de que la picara una víbora.

Tuxtla Gutiérrez

Seis trabajadores del sector salud y un funcionario estatal permanecen retenidos por un grupo de indígenas que exige el pago de 800 mil pesos para su liberación, como parte de una indemnización por la muerte de una mujer campesina mordida por una víbora, quien no recibió un antiviperino a tiempo.

Desde el martes pasado, en una primera detención, un médico y dos trabajadores de la Secretaría de Salud (SS) permanecen cautivos en la comunidad Nuevo Huixtán, del municipio de Las Margaritas, luego de que los trabajadores fueron convocados para sostener una reunión en la comunidad, para hablar sobre la muerte de la mujer, quien fue mordida por una serpiente en los primeros días de diciembre.

Ismael Santos Barraza, médico, y dos trabajadores de la Secretaría de Salud identificados como Joel Orduña y Alfredo Wade Guerrero, permanecen encarcelados en la comunidad Nueva Constitución, de Las Margaritas, región ubicada con la frontera con Guatemala.

De acuerdo con los pobladores, la mujer fue ingresada a la clínica de la comunidad Nuevo Huixtán, pero los encargados pidieron a los familiares el traslado al hospital regional de Comitán de Domínguez, a 100 kilómetros; sin embargo, el antídoto ya no surtió efecto.

Luego de sostener una reunión, los indígenas detuvieron al médico y a los otros dos trabajadores, por lo que fueron trasladados a la comunidad Nueva Constitución.

Los indígenas exigen a la Secretaría de Salud el pago de 800 mil pesos, la construcción de una clínica y medicamentos, debido a que en su comunidad persiste el desabasto.

En otra reunión celebrada el miércoles, otra comisión con tres trabajadores de la dependencia y uno del gobierno estatal, se trasladó a la comunidad para negociar la liberación de los tres primeros hombres, no obstante, también fueron detenidos, por lo que suman siete personas cautivas en poder de los indígenas.

Del total de detenidos, seis son trabajadores de la Secretaría de Salud y uno de la delegación de gobierno del estado.

Aunque los trabajadores de Salud y el funcionario han logrado comunicarse con la dependencia para asegurar que se encuentran bien, los indígenas han amagado que si el gobierno no paga los 800 mil pesos, no construye la clínica y no dota medicinas, aplicarán un castigo como lo rige sus usos y costumbres.

Marchan

Para exigir su liberación, trabajadores de salud realizaron una marcha para solidarizarse con sus seis compañeros.

En Las Margaritas, médicos y enfermeras pidieron a las autoridades que cedan a la petición de los indígenas para que liberen a los retenidos.


MMR