CNDH investiga caso de totonaca detenido en Veracruz

Al entrevistar a Natalio Hernández, personal de la Comisión se percató que el detenido no tenía un lenguaje coherente. 

Ciudad de México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos atrajo la investigación sobre el caso un indígena totonaco, interno en el Centro de Reinserción Social de Papantla, Veracruz, quien presenta problemas en el lenguaje, lo cual le dificulta comunicarse con su entorno, sin que esa autoridad penitenciaria lo haya advertido y, por ende, no se le ha practicado ninguna valoración psicológica para determinar su estado de salud.

El 26 de agosto de 2014, personal de la CNDH adscrito al Programa de Protección de los Derechos Humanos de Indígenas en Reclusión, visitó ese CERESO y al entrevistar a Natalio Hernández Márquez tuvo conocimiento que su lenguaje no es coherente; una servidora pública del Centro manifestó que no habían advertido tal comportamiento, por lo que tampoco había sido valorado.

Al respecto la CNDH  consideró que el derecho a la seguridad jurídica y a la salud son derechos fundamentales para todas las personas y con mayor razón tratándose de miembros de una comunidad indígena, quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Esto es aún más pertinente cuando están privados de su libertad, ante lo cual corresponde a las autoridades penitenciarias cumplir sus atribuciones con estricto apego a la ley y velar por la integridad física y mental de las personas en situación de reclusión.