• Regístrate
Estás leyendo: INAH temía se dañarán las pirámides de Tamtoc
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 20:16 Hoy

INAH temía se dañarán las pirámides de Tamtoc

Caos y molestia de visitantes generó la actitud del instituto al buscar cobrar entrada y restringir el acceso.

Publicidad
Publicidad

Imelda Torres

Este lunes en el Sitio Arqueológico Tamtoc del municipio de Tamuín se llevó a cabo un encuentro cultural en el que indígenas tének y náhuatl llevaron a cabo rituales y oraciones al ser un día festivo y la entrada de una nueva época del año.

Dieron gracias a las distintas deidades de sus ancestros, llaman a la fertilidad de la tierra y bendijeron las semillas que sembrarán para tener una buena cosecha.

Este centro donde hace casi diez años se hizo uno de los más importantes hallazgos en la historia reciente, el monumento Monolito 32, hasta 1930 era cementerio, es una ciudad sagrada y siempre fue un lugar de culto, sin embargo desde hace décadas estaba prohibido a los indígenas llevar a cabo rituales o ceremonias.

Con este evento, explicó Juan Carlos Soni, uno de los organizadores del "Tamtoc Vivo", se vuelve a dar a los pueblos indígenas el lugar que merecen. Los actos se realizaron desde la madrugada, y en la mañana con una oración, Benigno Robles Reyes, director del centro ceremonial de Tamaletón en Tancanhuitz, convocó a las distintas deidades, poniendo el bastón de mando en la tierra y pidiéndoles tomar posesión del lugar.

Hubo música, danza, gastronomía, artesanías, alabanzas y hasta leyendas contadas por los más ancianos que explicaran su cosmovisión de como se creó el mundo de acuerdo al pueblo tének, el maíz, el hombre porque de acuerdo a sus creencias hay varios intentos, hombre de barro, de madera.

El gobernador Juan Manuel Carreras López participó en el ceremonial y a nombre de las etnias y en representación del Consejo de Ancianos recibió el Bastón de Mando consagrado que no debe entregar a nadie sino resguardarlo y entregarlo cuando deje el cargo.

INAH QUERÍA COBRAR ENTRADA Y HASTA PEDIR CUOTA A LOS ARTESANOS

Acuerdos tomados de última hora por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia en el estado generaron un caos y la molestia de los visitantes pues para empezar, quisieron hacer el cobro de 60 pesos por entrar y así lo hicieron con algunos de los asistentes.

También querían que los artesanos y vendedores de comida provenientes de comunidades indígenas les dejaran un pago por dejarlos expender sus productos y más tarde provocaron malestar en decenas de asistentes a los que se les restringió el acceso a más de 200 metros de donde se llevaba el ritual principal.

La directora del Instituto de Desarrollo Humano y Social de los Pueblos Indígenas en el gobierno estatal, Margarita Viñas Orta, enfurecida pidió dejaran pasar a la gente y danzantes que tras de una cinta amarilla de precaución veían a lo lejos llevarse a cabo la ceremonia.

La justificación era que temían que los visitantes dañaran las pirámides ancestrales pero los asistentes reclamaron que entonces no hubieran hecho la invitación abierta al público.

Eran unos 2 mil 500 visitantes, muchos provenientes de otros estados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.