Pide PRI dejar sin efecto impugnaciones en Guerrero

Erika Lursh Cortés, vocera de campaña de Héctor Astudillo Flores, sostuvo que el PRD y Morena recurrieron a la invención de pruebas para tratar de desvirtuar el proceso electoral en la entidad.
Héctor Astudillo calificó de irresponsables las declaraciones de Carlos Navarrete, sobre que el crimen financió su campaña.
Héctor Astudillo recibió hace unos días su constancia de mayoría que lo acredita como gobernador electo de Guerrero. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) solicitó al Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC) de Guerrero dejar sin efectos las impugnaciones presentadas por el PRD y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) respecto de la elección de gobernador, por considerar que se inventaron pruebas y exageraron datos.

En un primer instante comparecieron ante el IEPC los representantes Manuel Saavedra Gómez y Ernesto Sandoval Cervantes, quienes señalaron que tras conocer los argumentos con los que el PRD pide que se anule la elección, llegaron a la conclusión de que no hay elementos suficientes para ello.

Por esa razón, el representante del tricolor ante el órgano electoral estableció que se deben declarar infundadas las supuestas pruebas que el PRD presenta para tratar de echar abajo el resultado de la elección de gobernador.

En conferencia de prensa posterior, la vocera de la campaña de Héctor Astudillo Flores, Erika Lursh Cortés, sostuvo que el PRD recurrió al montaje, la invención de pruebas y también a la exageración de datos numéricos para tratar de desvirtuar el proceso.

De entrada, señaló que de acuerdo a la ley, para que se considere que las irregularidades presentadas en la contienda pueden incidir en el resultado de la votación, la diferencia entre el primer y segundo lugar debe ser de por lo mucho cinco puntos, pero en el caso de la contienda de gobernador el resultado es más amplio, por eso pidió que la impugnación se declare improcedente.

Respecto al supuesto rebase de topes de campaña, dijo que las imputaciones se fundan en cuentas falsas con cotizaciones irreales y a modo, con costos inverosímiles, por lo que plantean varios ejemplos.

"Se atrevieron a inventar una agenda del candidato con eventos que nunca existieron, a los que nunca acudió y mucho menos financió. Le ponen costos desproporcionados como desayunos a razón de 500 pesos por persona, o traslados de 150 mil pesos, modestas reuniones con militantes triplicadas con un valor de 150 mil pesos cada una".

Siguió: "El presidente del CEN del PRD, Carlos Navarrete, dijo que los gastos eran superiores a 500 millones de pesos, la ex candidata lo bajó a 300 millones y en la demanda mencionan 137. Ni siquiera en eso se pusieron de acuerdo".

Respecto al uso de dinero ilícito en la campaña del candidato Héctor Astudillo, la vocera del tricolor sostuvo que se trata de un argumento falso, que se reduce a la presentación de una sola nota periodística, la cual fue desmentida.

Agregó que se demanda la nulidad de 24 casillas que representan el 0.5% del total por haber sido recibidas por personas distintas a las insaculadas. También demandan la nulidad de la votación en 10 casillas electorales, que representan el 0.21% del total, porque a juicio del partido impugnante, existen inconsistencias y errores en las actas de escrutinio y cómputo que ponen en duda la certeza de los resultados.

Si se anularan todas las casillas que el sol azteca reclama, la merma en la votación a favor de Héctor Astudillo sería mínima.

Por esa razón, la vocera del PRI solicitó al dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete y su candidata, Beatriz Mojica que acepten los resultados de las votaciones, pues a pesar de que no les son favorables, representan la decisión mayoritaria de los electores.