• Regístrate
Estás leyendo: Impuestos afectan a la competitividad
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 18:14 Hoy

Impuestos afectan a la competitividad

El costo de la bebida aumenta debido a la necesidad de importar insumos, pues la cebada nacional está acaparada, aseguran.

Publicidad
Publicidad

Los microcerveceros locales no deben enfrentarse únicamente a la necesidad de importar los insumos para preparar sus productos, o al gran posicionamiento de grandes marcas de cerveza en el país, sino también a los altos pagos que deben realizar en cuestión de impuestos.

En otras entidades como Guadalajara, Querétaro y Baja California se encuentran ya preparando iniciativas de ley para disminuir los porcentajes que tienen que pagar los productores, ya que actualmente asciende al 47 por ciento del total de sus ganancias.

El maestro de la marca artesanal Obelisco, Juan Montalvo, explicó que han mantenido contacto con productores de otras entidades para conocer las iniciativas y trabajo que están realizando en torno al tema.

“Empiezas a generar dinero, pero también tienes que hacer muchos pagos ante el fisco. Y se vuelve muy pesada la situación. En Baja California, donde está más explotado el sector, hicieron una iniciativa para sus leyes estatales y llegaron a un acuerdo con el Cabildo sobre la cerveza artesanal.

“Nosotros pensamos que si allá se pudo, deberíamos nosotros empujar también por diferentes frentes. En Guadalajara también lo están haciendo, a través de empresas como Minerva. Y hemos pensado como asociación, lo estamos analizando y viendo los canales adecuados”, detalló.

Además, se enfrentan a un acaparamiento de los productos nacionales para la elaboración de la cerveza, así como a los altos costos de tener que importar el 100 por ciento de los insumos necesarios. Según explicó el dueño de la empresa Albur, Pablo Flores, los altos impuestos que deben pagar y la necesidad de importar insumos son algunas de las razones por las que es más caro hacerse de una cerveza artesanal que de una tradicional.

“En general, el 100 por ciento o uno muy alto de la malta y el lúpulo son importados (porque requieren ciertas condiciones climáticas para desarrollarse). La cebada nacional está acaparada por las grandes empresas, entonces nos vemos en la necesidad de importar toda la cebada”, detalló Flores en entrevista.

“Los impuestos nos suben mucho el costo, porque desafortunadamente, entre más chica es la cervecería, más paga impuestos. El IEPS se paga en porcentaje, es un 26 por ciento y se nos carga el IVA en cascada. Es el total, más el IEPS, y se le agrega el IVA, entonces hablamos de que pagamos el 47 por ciento del precio de venta en puro impuesto.

“Lo que hace que se encarezca es, en primer lugar, el IEPS; en segundo es el volumen de producción (que no es de gran volumen); y en tercer lugar son los insumos importados y lo que cuestan”.

Ambos empresarios coincidieron que no buscan eliminar el pago del IEPS en sus productos, sino que se modifique para que no paguen por litro, o porcentaje, que ocasiona el encarecimiento de su producto y su precio de venta. Esto afecta a su competitividad.

Según los cálculos de ambos productores, una grande cervecera puede pagar entre dos o cuatro pesos en impuestos por una botella o lata, mientras que los microcerveceros terminan pagando hasta 15 pesos por su botella.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.