Retroceso que gobierno de Veracruz administre el predial

El presidente municipal del puerto, Ramón Poo Gil, calificó como mala idea que quitar a los municipios el manejo de lo recaudado. 

Veracruz

Presidente municipales de Veracruz, se manifestaron  en contra de que los recursos recaudados por concepto del impuesto predial sea administrado a partir del próximo año por los gobiernos de los Estados como se pretende con la reforma hacendaria.

La idea de que el impuesto predial a partir del año entrante lo administre el Gobierno del Estado, fue considerado por los ediles municipales como un retroceso que vulneraría la autonomía financiera de los ayuntamientos.

El presidente municipal de Veracruz, Ramón Poo Gil, consideró que quitar a los municipios el manejo de lo recaudado por el impuesto predial para que sea administrado por el Estado, es una mala idea.

Hasta ahora no hay notificación oficial al respecto, no está enterado del asunto, pero de hacerse vulneraría dramáticamente la autonomía financiera del municipio, porque de este impuesto se hace obra pública y servicios.

Quitarles el recurso es afectar directamente a la ciudadanía “porque esos recursos llegan directamente del ciudadano para acá, ahora se tendría que hacer, me imagino, una triangulación porque independientemente de quién lo cobre, tienen que caer de vuelta esos recursos".

Por su parte el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez aseveró que la medida es violatoria de la autonomía de los municipios, “Es una tontería, es totalmente violatoria a la autonomía municipal, y esos recursos son los que se utilizan para obras públicas, para todos los programas, para pagar sueldos, todo lo que necesita una ciudad”.

Si el Congreso de la Unión la aprueba, el gobierno federal estaría invadiendo o anulando la función de los ayuntamientos.

La propuesta “no tiene ningún sustento legal, si ellos intentaran hacer eso nos iríamos directamente a una controversia constitucional” advirtió el edil panista.

En julio de 2013, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de la minuta de reforma que daba facultades al Congreso para legislar en materia de registros públicos inmobiliarios y de personas morales de las entidades federativas y los catastros municipales al reformar la Fracción XXIX-R del Artículo 73 constitucional y se remitió de nueva cuenta al Senado para abordarla.

El argumento o justificación era dar certeza jurídica y fortalecer las haciendas locales por medio de la recaudación de impuestos inmobiliarios, predial y traslado de dominio. También buscar alternativas eficientes para recaudar impuestos con más sencillez, sin tanta tramitología.

Con las nuevas disposiciones fiscales hacendarias, las entidades pueden encargarse de recaudar el gravamen previo acuerdo con los municipios.