• Regístrate
Estás leyendo: Iconia y el recinto ferial, en suspenso
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 11:42 Hoy

Iconia y el recinto ferial, en suspenso

Dos tribunales colegiados han confirmado suspensiones judiciales que impiden aplicar en Guadalajara los planes parciales de 2015, lo que deja en el aire a Iconia, al Parque Recreativo y al Museo de la Barranca, entre otros.

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

Cuando apenas el 25 de octubre pasado, la mayoría de los diputados de Jalisco aprobaron la asociación público-privada para financiar el proyecto de Parque Recreativo de Huentitán, fruto de un acuerdo previo entre los gobernantes PRI (gobierno del estado) y Partido Movimiento Ciudadano (Ayuntamiento de Guadalajara) para comenzar a dar vida al controvertido Plan Maestro de Huentitán, tal vez no tenían claro que otro poder les podría “arruinar la fiesta”.

Pero eso ocurrió. Ayer, los dirigentes de las asociaciones civiles Parlamento de Colonias, Huentitán Vive y Únete Huentitán, así como de seis consejos sociales de la zona norte, y representantes de otras colonias opuestas al nuevo “modelo” de desarrollo vertical, dieron a conocer la ratificación de dos suspensiones definitivas por parte de sendos Tribunales Colegiados del Poder Judicial Federal, lo cual va a detener por meses, quizás por años, la posibilidad de construir los ambiciosos proyectos de infraestructura que para esos vecinos representan, desde hace al menos nueve años, la derrota del interés público.

El efecto más importante es que seguirán en la congeladora los planes parciales de desarrollo urbano y el de Centro de Población que aprobó el ayuntamiento local en 2015, en los cuales sí estaba previsto realizar esas controvertidas obras.

Pero como esas versiones más recientes no pueden usarse, la actuación de las autoridades debe limitarse a lo que permiten los planes anteriores, donde Iconia, Parque Recreativo Huentitán o Museo de la Barranca sencillamente no existen. El “principio de legalidad” dicta que los actores públicos deben ceñirse al pie de la letra a lo que se establece en los procedimientos y los alcances de las normas vigentes. Si se quiere ir más allá, es necesario cambiar la norma mediante un proceso jurídico formal que en este caso, quedó subjudice (en suspenso) ante las demandas de amparo que deberán ser desahogadas.

En conferencia de prensa, el presidente del Parlamento de Colonias, Alejandro Cárdenas Ochoa, destacó que los tribunales colegiados número 1 y 2 de esta ciudad confirmaron las resoluciones dictadas en el marco de los juicios de amparo 381/2015 y 678/2015 –que suspenden la aplicación de la norma invocada como violatoria de derechos ante la presunta imposibilidad de que se pueda reparar el daño si sus efectos siguen-; esto, aunado a la resolución del 227/2015 de la Cuarta Sala del Tribunal de lo Administrativo, “blinda” legalmente cualquier pretensión de proyectos en todo el territorio del municipio.

En el juicio 381/2015, el pasado 26 de septiembre del 2016, el Primer Tribunal Colegiado de Circuito resolvió la revisión incidental 626/2015, “quedando firme la suspensión definitiva otorgada desde el 11 de septiembre del 2015 […] contra el Plan de Centro de Población”.

La resolución dice a la letra: “Se concede […] la suspensión definitiva para los efectos y consecuencias de que las autoridades responsables se abstengan de autorizar u otorgar cambios de usos de suelo, dictámenes de trazos, usos y destinos, licencias de urbanización o reurbanización, licencias de edificación o construcción, licencias o dictámenes de habitabilidad y licencias de giros basadas en la normatividad urbana y el Plan de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Guadalajara, que se combate”.

Es una medida aplicable “por lo que hace a las áreas verdes y naturales protegidas del bosque Los Colomos, la barranca de Huentitán, el parque natural Huentitán, el parque San Rafael, el parque El Dean, el parque Agua Azul, el parque González Gallo, las áreas de protección al acuífero y manantiales, de protección a causes[sic] y cuerpos de agua, de prevención ecológica, de conservación ecológica y áreas de transición que son materia del Plan de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Guadalajara”.

No le impide al ayuntamiento emitir permisos y autorizaciones, pero lo debe hacer con los planes anteriores, que de este modo son los únicos vigentes.

El segundo incidente fue resuelto el 29 de septiembre de 2016 por el Segundo Tribunal Colegiado (revisión 743/2015), y aunque geográficamente está acotado al norte del municipio, los magistrados otorgaron “una suspensión más amplia y sin fianza en el marco del juicio de amparo 678/2015 contra los planes parciales de la zona 3 Huentitán”.

La resolución aludida señala: “… procede revocar la parte de la interlocutoria recurrida en que se negó a los quejos la suspensión definitiva solicitada en el punto 1), del capítulo de suspensión, para concederla para el efecto de que las autoridades responsables, en el ámbito de sus atribuciones, se abstengan de autoriza u otorgar cambios de usos de suelo, dictámenes de trazos usos y destinos, licencias de urbanización o reurbanización, licencias de edificación o construcción, licencias o dictámenes de habitabilidad y licencias de giros, basadas en el Plan Parcial de Desarrollo Urbano impugnado, en el entendido de que a fin de que no se paralice por completo la actividad administrativa de la materia, y no se dejen de otorgar licencias, permisos o autorizaciones; las autoridades al autorizar los que se soliciten, deberán continuar aplicando la normatividad urbana y los planes que estaban vigentes hasta antes de la aprobación de los planes aquí impugnados”, señala el texto judicial.

Debido a esto, precisó Cárdenas Ochoa, “el Ayuntamiento de Guadalajara, en términos del Desarrollo Urbano solo puede aplicar los planes y normas anteriores a las impugnadas, por lo que, el aplicar los planes o normas impugnadas u otras recientes como el Reglamento de Compensación y Mitigación o el Reglamento de Gestión Urbana, estarían violando las suspensiones antes mencionadas”.

Destacó que hay de este modo cuatro candados contra proyectos como Iconia o nuevo recinto ferial (Parque Recreativo): los dos juicios de amparo ratificados, la suspensión del TAE arriba aludida, y un tercer amparo promovido por el Instituto de Derecho Ambiental (119/2015) que también cuenta con suspensión.

Jaime Hernández Ortiz, activista en la zona, destacó que se han visto obligado a la lucha jurídica debido a que el gobierno municipal de PMC incumplió promesas de campaña y ha “agredido” a los habitantes de la zona para favorecer los intereses privados, igual que lo hicieron sus predecesores del PRI y del PAN.

Así, la cristalización de estos grandes proyectos va ahora cuesta arriba. Sólo hay dos caminos para sus gestores: una nueva negociación que convenza a los detractores, o ganar los juicios, todo lo cual llevará su tiempo, muy distinto a la lógica cortoplacista de la política y de administraciones que se entregan en 2018.

¿Por qué un amparo?

Los amparos o juicios de garantías tienen como propósito preservar los derechos de las personas frente a posibles abusos de la autoridad y en específico, que puedan constituir violación de los derechos humanos y las garantías individuales establecidas en los primeros 29 artículos de la Constitución Política de México

La Ley de Amparo establece las medidas de protección provisional o definitiva que puede aplicar el juzgador a favor de los demandantes si considera que hay riesgo de que se violen los derechos si continúa vigente el “acto reclamado”. Es el espíritu de las suspensiones

La constitución prevé el derecho de las personas a ser notificadas, oídas y vencidas antes de que se realice un acto de autoridad; a una vida digna y un ambiente sano; a moverse libremente por el territorio; a asociarse para causas lícitas; a participar en la vida pública y la toma de decisiones para mejorar la calidad de vida de sus comunidades y de su país

Cronología

2008. El entonces presidente municipal Alfonso Petersen Farah cede a Mecano América alrededor de 13 hectáreas del viejo predio adquirido en 1983 para parque público, a cambio de diversa infraestructura y servicios para el desarrollo Puerta Guadalajara. En cuatro años nunca se realiza

2012. Mecano América cede sus derechos a Operadora Hotelera Salamanca, que cambia Puerta Guadalajara por Iconia

2014. El gobierno del estado señala su intención de construir en la misma zona pública el nuevo recinto de las Fiestas de Octubre y moverlo dela zona del Auditorio

2015. Guadalajara interpone juicios en busca de recuperar el predio donado a Iconia, pero al mismo tiempo negocia con vecinos y con empresarios. Los primeros nunca le dan el sí, los segundos comprometen 688 millones de pesos para un fondo social. Amparos de los vecinos derivan en suspensiones judiciales

2016. Los dos gobiernos presentan el Plan Maestro de Huentitán, donde se rehabilita Iconia y se plantea el proyecto de Parque Recreativo, el de jardín botánico (El Disparate) y el del Museo de la Barranca. Suspensión impide arrancarlos hasta ahora

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.