Rapiña fue solo en Los Cabos, no en todo BCS: gobernador

Marcos Covarrubias dijo que Baja California Sur no es un estado que se caracterice por ser conflictivo, y señaló que la falta de comunicaciones provocó que la situación se saliera de control.
Los habitantes empezaron a reconstruir sus casas.
Los habitantes empezaron a reconstruir sus casas. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La situación de inseguridad tras el paso del huracán 'Odila' se dio solo en Los Cabos, no en todo Baja California Sur, señaló el gobernador del estado, Marcos Covarrubias.

"Hay que dejar muy en claro, sucedió en Los Cabos, pero no así en el resto del estado de Baja California Sur", destacó el mandatario estatal en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

"No (ocurrió) en Comondú y no en Mulegé, fue una situación muy centrada en este municipio", resaltó.

"Baja California Sur no es un estado que se signifique por ser conflictivo ni un estado que tenga grandes problemas delincuenciales", afirmó, "esta circunstancia nos tomó por sorpresa".

"Nos quedamos sin comunicación por la radio. Además, sin comunicación telefónica indispensable para la coordinación entonces se presenta una situación muy lamentable, pero que no tiene justificación", comentó.

Señaló que 70 por ciento de los habitantes de Los Cabos no son originarios del estado, muchos no tienen más de diez años ahí y en ese tiempo no había impactado un huracán en la zona, "y obviamente el shock pudo haber sido lo suficientemente grande para haber tomado una decisión tan equivocada", como fueron los saqueos y las barricadas.

Confirmó que la situación ya fue controlada y que están coordinados con el gobierno federal para que lo más pronto posible vuelva la tranquilidad a la zona afectada por 'Odila'.

Desde ayer se reforzó la seguridad en el municipio de Los Cabos con la presencia de más de 8 mil elementos de fuerzas federales, tras las denuncias de rapiña y saqueos, particularmente en Cabo San Lucas y San José del Cabo.

Hoy el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que ya se había tomado control de la situación.