‘Patricia’ se degrada a categoría 4

Tras cuatro horas de haber tocado tierra, el huracán perdió fuerza pero sigue siendo peligroso por las lluvias que genera y sus extensas bandas nubosas, informó Luis Felipe Puente.
Fuertes vientos y lluvias en Manzanillo, Colima, debido al huracán 'Patricia'.
Fuertes vientos y lluvias en Manzanillo, Colima, debido al huracán 'Patricia'. (AFP)

Ciudad de México

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó que Patricia se ha degradado a categoría 4 de la escala Saffir-Simpson y que se mantiene la alerta porque “el huracán no ha terminado de pasar”.

En entrevista con Carlos Zúñiga para Milenio Televisión, el funcionario de la Secretaría de Gobernación subrayó que sigue lloviendo por lo cual “seguiremos pendiente toda la noche”.

Explicó que aunque el cono central de este fenómeno hidrometeorológico se ha adentrado más de 90 kilómetros en territorio de Jalisco, las bandas nubosas se extienden al centro del país y que en las próximas 24 horas se espera tormentas en Tamaulipas.

En declaraciones emitidas desde Colima, a donde se trasladó para atender la emergencia, Puente Espinosa enfatizó que no ha dejado de llover y que, por ejemplo, las calles de esa ciudad capital se han convertido en ríos que avanzan con gran velocidad.

Refirió que en Jalisco y Colima se mantiene el riesgo de inundaciones, deslaves, daños a infraestructura, incremento de caudales de ríos y arroyos, entre otros efectos del huracán, en tanto que en Nayarit no se tienen afectaciones mayores.

En la zona donde se ubica el Volcán de Colima se detectaron algunos deslaves y un lahar (flujo de sedimento y agua que se moviliza desde las laderas de volcanes) cerca de la localidad La Yerbabuena, sin que ello genere riesgos porque la población fue desalojada desde el jueves y permanece resguardada a 60 kilómetros de esa zona, refirió Puente.

Patricia como huracán categoría 4 se localizó en tierra a 30 kilómetros m al sureste de Talpa de Allende y a 75 km al sureste de Puerto Vallarta, ambas poblaciones en Jalisco, así como a 135 km al nor-noroeste de Manzanillo, Colima, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, rachas de hasta 260 km/h, y desplazamiento hacia el nor-noreste a 31 km/h.

El sistema seguirá internándose en tierra y afectará las poblaciones de Talpa de Allende, Ayutla, Gallinero, Atengo y Mixtlán del estado de Jalisco.

Se prevé oleaje de 6 a 8 metros en las costas del sur de Jalisco -sin descartar superiores por efectos combinados de marea de tormenta-, de 5 a 7 m en las costas de Michoacán y Colima, de 2.5 a 4.5 m en la costa de Guerrero; de 3.5 a 5.5 m en la costa del occidente de Jalisco y de 3 a 4 m en la costa de Nayarit, el sur del Golfo de California y la costa sur-oriental de Baja California Sur.