Huixquilucan, sin No Circula por operativos anticrimen

Los elementos de Tránsito y Vialidad se sumarán a operativo de vigilancia que finaliza en enero; la prioridad es proteger a la sociedad, dice el presidente municipal.
 Oficiales se sumarán a patrulla en zonas escolares, habitacionales y comerciales.
Oficiales se sumarán a patrulla en zonas escolares, habitacionales y comerciales. (Armando Monroy/Cuartoscuro)

México

Con el propósito de reforzar la seguridad de los habitantes del municipio de Huixquilucan, Estado de México, el presidente municipal Enrique Vargas del Villar suspendió desde el fin de semana pasado la aplicación del programa Hoy No Circula, debido a que los oficiales de Tránsito y Vialidad reforzarán la vigilancia.

"Esta decisión es una medida preventiva para disuadir la comisión de delitos en la zona y reforzar la seguridad en las zonas escolares, habitacional y comercial", afirmó el alcalde.

Para la prevención del delito, 132 agentes de vialidad y tránsito se integraron a las labores de vigilancia, por lo que a partir del 5 de noviembre 521 agentes policiacos patrullarán zonas específicas para generar una mayor tranquilidad a los habitantes de Huixquilucan, afirmó Vargas.

La suspensión de las infracciones de tránsito inició el 5 de noviembre y se reanudarán hasta enero de 2017, con el objetivo de reforzar la seguridad pública durante la temporada navideña, época en que repuntan los asaltos, destacó el presidente municipal.

Vargas del Villar afirmó que la prioridad es garantizar la vigilancia en Huixquilucan, por lo que todos los agentes policiacos locales fueron canalizados al patrullaje.

Acotó que no es la primera vez que autoridades municipales y estatales del Estado de México suspenden las infracciones de tránsito, ya que se ha realizado para frenar corrupción de policías.

Mencionó que instruyó al comisario de Seguridad Pública Municipal, Luis Antonio Alarcón Martínez, para que desde el anterior fin de semana sean más de 500 elementos de Tránsito, Vialidad y Seguridad Pública desplegados en operativos especiales de vigilancia, con recorridos en las tres zonas de Huixquilucan que incluyen plazas comerciales, zonas escolares y bancarias, con el objetivo de que la población esté tranquila.

Huixquilucan es limítrofe con el municipio de Naucalpan, el cual está enlistado como uno de los más peligrosos del Estado de México y el cual desde el 12 de octubre pasado es patrullado por fuerzas estatales y federales, mil 500 soldados, 50 marinos y mil 500 policías federales.