• Regístrate
Estás leyendo: Huicholes tomaron las calles de la cabecera de Mezquitic
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 03:05 Hoy

Huicholes tomaron las calles de la cabecera de Mezquitic

Más de dos centenares reclaman mejora en la asistencia de programas sociales,  incluidos el combate a la pobreza, la educación y la salud, además de obras incumplidas.

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

Más de dos centenares de comuneros de Santa Catarina Cuexcomati- tlán (Tuapurie) tomaron desde el pasado 22 de septiembre las calles de la cabecera municipal de Mezquitic, en reclamo por el pésimo estado de programas de apoyo y de servicios básicos de que son objeto las aldeas de la sierra.

La dirigencia comunal ha invitado para hoy a funcionarios de la Secretaría de Salud, la Secretaría de Educación, la Secretaría de Desarrollo e Integración Social, el DIF y la Dirección de Asuntos Agrarios del gobierno de Jalisco, así como de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social, para que comparezcan en la cabecera.

En general, las autoridades comunales le dicen al director de la Comisión Estatal Indígena de Jalisco, que “al interior de las comunidades se viven las irregularidades en cuanto al manejo de los servicios básicos y programas; con el tiempo se convierten en problemas, cuando no se atienden oportunamente o no se resuelven […] si no fuera así, la gente se verá en la necesidad de trasladarse a la ciudad de Guadalajara para exigir justicia en las calles [frente a] la desigualdad social”.

Entre los diversos reclamos se encuentra la precariedad con que son atendidos los albergues escolares por parte de la Sedesol federal y la Secretaría de Educación; el mal estado de la infraestructura de salud, el desabasto de medicamentos y la precaria atención de que son objeto por el personal médico asignado por la Secretaría de Salud; la falta de entrega oportuna de las becas tanto a escolares como mayores de edad; y los problemas pendientes de tenencia de la tierra tanto para Tuapurie como para sus vecinos wixaritaris de la sierra.

Otra entidad que ha sido severamente cuestionada es el gobierno municipal de Mezquitic, al cual “reclaman incumplimiento en las promesas de obras y acciones prometidas”, paquete que incluye el mal estado de muchos caminos vecinales, las obras de agua y drenaje, y de mejoramiento urbano, que no culminaron de forma adecuada y no han derivado en un mejoramiento real de las condiciones de vida de los moradores de las montañas.

Como ejemplo de carencias, al DIF Jalisco se le pide contratación de promotores con sus respectivos sueldos “porque desde hace ocho meses no reciben apoyos”; ampliación de despensas en Pueblo Nuevo, Nueva Colonia y Los Cajones, en escuelas telesecundaria y primarias; contratación de profesionistas y que “se les entreguen los apoyos en tiempo y forma” en esas localidades, que están entre las más populosas de Tuapurie.

A Sedesol se le pide “investigación y explicación de motivos de retrasos en los apoyos a los beneficiarios de Prospera; reintegración de recursos que se les descuentan de esas becas; ampliación de Prospera, 70 y más y a poyos a ancianos para la campaña “sin hambre”, y en general, revisar las reglas de operación del programa.

Salud tiene severos atrasos pese a la promesas del hoy gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, de establecer una atención modelo en todos los aspectos en la sierra, desde medicina preventiva, hasta hospitales de tercer nivel. Los médicos acuden de forma intermitente y el desabasto de los dispensarios es crónico.

Mezquitic es el mayor y el más atrasado socialmente de los municipios de Jalisco, con niveles de marginación semejantes a los de las regiones más depauperadas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Puebla y Veracruz, aunque con la presencia indígena originaria más populosa del estado. Hoy se realizará alrededor del mediodía la reunión para detallar los problemas y buscar soluciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.