Paran labores trabajadores del Hospital Civil de Oaxaca

No hay consultas externas ni actividades administrativas. Exigen aplicar sanciones al subdirector administrativo, Agustín Rangel,  por cometer presuntos desvíos de recursos. 

Oaxaca

Un grupo de trabajadores de la sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), realizaron un paro de labores en el hospital civil de Oaxaca, deteniendo las actividades administrativas y la consulta externa.

Los inconformes exigen se apliquen sanciones contra el subdirector administrativo Agustín Rangel, quien es señalado de cometer presuntos desvíos de recursos en los fondos destinados para el equipamiento y compra de medicamentos del hospital, además de retener los cobros de los empleados y especular con los pago a terceros.

El líder del gremio Carlos Alberto Pérez Bautista, acusó también al funcionario de utilizar los fondos para adquirir propiedades personales y vehículos, además de organizar fiestas particulares.

Pérez Bautista, señaló que existen diversas denuncias del personal sobre el mal manejo de recursos, monto que desconoce debido a que el presupuesto que percibe este nosocomio nunca ha sido transparentado.

Denunció que la falta de recursos aplicados, ha empezado a mermar las labores diarias en el área de urgencias donde hay carencias en materia de infraestructura y material de operación.

Dijo que han buscado en repetidas ocasiones una audiencia con el Secretario de Salud Germán Tenorio, para que atienda las irregulares y llame a cuentas al subdirector administrativo del hospital, que diariamente atienda a más de mil derechohabientes.

Abundó que también se han presentado un oficio ante la legislatura local y la Auditoria Superior del Estado para que se ejerza una intervención financiera conjuntamente con una auditoría contable para identificar el quebranto financiero cometido y medir sus alcances a fin de que realicen las investigaciones correspondientes y de proceda conforme lo dicta la ley.

El líder sindical, puntualizó que esta movilización no afecta el área de servicios médicos, pero dejó en claro que de no tener una respuesta favorable de manera inmediata podrían incrementar sus acciones de protesta, impidiendo el ingreso de pacientes al hospital.