En Acapulco, la mitad de los homicidios de Guerrero

Desde diciembre, cerca de mil 100 elementos de la Gendarmería fueron desplegados al puerto con dos objetivos: recuperar la seguridad y garantizar el turismo en vacaciones.
Prestadores de servicios aseguran que el Plan Nuevo Guerrero es tardío e insuficiente.
Prestadores de servicios aseguran que el Plan Nuevo Guerrero es tardío e insuficiente. (Jesús Quintanar)

Acapulco

En Acapulco, el cuarto destino turístico a escala nacional, se han registrado en este año la mitad de los homicidios reportados en los 81 municipios de Guerrero. En promedio, en el estado se reportan 120 asesinatos al mes.

De acuerdo con cifras de la Fiscalía de Guerrero, en el estado se reportan mil 325 homicidios, pero en Acapulco, el municipio más poblado de todo el estado, por encima de la capital, Chilpancingo, se tienen contabilizados 505.

En las 590 colonias de Acapulco se concentra el mayor número de los delitos de los 81 municipios del estado. Quizá por eso forma parte del operativo aplicado en 22 poblados ubicados, particularmente, en la Tierra Caliente de Guerrero.

El que fue durante las décadas de los 70 y 80 el puerto turístico más importante del país, hoy es uno de los lugares donde hay mayor inseguridad. Robos y homicidios encabezan la lista de los principales delitos.

Además, el contraste entre la marginación de sus colonias populares como Renacimiento, Emiliano Zapata y El Coloso, entre otras muchas, destaca frente a la suntuosidad de los desarrollos inmobiliarios que crecen en Punta Diamante, o el auge de casas de interés social en zonas de riesgo, cercanas a la laguna de Tres Palos o en manglares, como quedó en evidencia tras las lluvias que dejaron Ingrid y Manuel en 2013.

La Fiscalía de Guerrero ubicó a Acapulco en primer lugar de incidencia de homicidios dolosos, por encima de Chilpancingo, Iguala, Atoyac de Álvarez, Coyuca de Catalán, Coyuca de Benítez, Ometepec, Chilapa de Álvarez, Zihuatanejo, Tlapa, Teloloapan, Taxco, Pungarabato, Ajuchitlán del Progreso y Tecpan de Galeana; los municipios con mayor índice delictivo.

Desde el pasado 4 de diciembre, cerca de mil 100 elementos de la Gendarmería fueron desplegados al puerto de Acapulco con dos objetivos: recuperar la seguridad y garantizar el turismo durante la época decembrina.

El director de la policía municipal de Acapulco, el general Marcos Esteban Juárez Escalera, sostuvo que la presencia de las fuerzas federales ayudará a labores de proximidad social en la zona turística, desde apoyo de sus elementos para agilizar el tráfico, hasta la seguridad en las zonas turísticas durante el día y la noche, en las colonias con alta incidencia delictiva.

En esas zonas se lleva a cabo trabajo de inteligencia para reducir la inseguridad, además, la Policía Federal coadyuvará para reincorporar a policías municipales acreditados a su empleo y dar por terminado el paro laboral.

En Acapulco, dijo, "hay un problema de percepción, pero con la ausencia de la policía municipal no se ha disparado el crimen, porque hemos tenido apoyo del Ejército, la Marina y la Policía Federal y eso ha ayudado a mantener la tranquilidad".

Sin embargo, prestadores de servicios en Acapulco aseguran que la inseguridad en Acapulco es un problema que se arrastra desde hace varios años y que el programa para recuperar la seguridad y reactivar la economía como parte del Plan Nuevo Guerrero es tardío e insuficiente.

"Este apoyo llega tarde, porque desde hace más de un año la Gendarmería debió estar en Acapulco, hemos estado sin policía preventiva, agentes viales y fuerzas federales y eso generó esta desestabilización económica, social y de seguridad", afirmó el presidente de la Federación de Comerciantes y Prestadores de Servicios Turísticos, Alejandro Martínez Sidney.

Y es que la crisis de inseguridad se agudizó con la ausencia de la policía municipal en paro desde mayo pasado. De los mil 500 elementos, poco menos de 250 acreditaron exámenes de control de confianza como parte del convenio de mando único firmado en la entidad.

Señaló que la criminalidad en el puerto de Acapulco ha provocado el cierre de poco más de mil 300 comercios, situación que se agudizó con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre pasado.

"Es un efecto dominó en el estado, ojalá la contingencia se logre superar en esta época vacacional, pero no vemos condiciones para bajar recursos federales como parte de los apoyos anunciados por el gobierno federal y no tenemos recursos ni para pagar aguinaldos".

Pero 2014 no ha sido el año más violento para Guerrero. En 2011 se registraron mil 950 homicidios dolosos, con un promedio de 184 al mes. De ellos, 609 fueron por arma de fuego y 341 por "muerte desconocida o sospechosa". Además, siete decapitados, seis quemados, 46 asfixiados, cuatro por lapidación y 72 por arma blanca.

Los 505 homicidios dolosos registrados en Acapulco en lo que va de 2014 contrastan con los 65 reportados en Iguala, 32 en Chilapa de Álvarez y 41 en Teloloapan. Aunque estas cifras van a la baja en contraste con las reportadas entre 2011 y 2013, en Chilpancingo ese delito va al alza con 153, aun así constituyen la quinta parte de los reportados en el puerto de Acapulco.

De acuerdo con información de la Fiscalía de Guerrero sobre la incidencia delictiva de 2011 a 2014, de enero a octubre de 2014 disminuyó 27 por ciento respecto al mismo periodo de 2013, con una tasa de 37.41 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, contra los 50.99 que se tenían en el mismo periodo del año pasado.

En contraste, la cifra de homicidios culposos se incrementó en 44 por ciento en lo que va del año, en contraste con el año pasado, con una tasa de 17.73 por cada 100 mil habitantes, frente a los 9.91 reportados en 2013. En lo que va del año se han registrado 622, es decir, 57 en promedio al mes.

El informe deja ver que el delito de secuestro se ha reducido de manera considerable, frente a las cifras reportadas en 2013. En lo que va del año se han registrado 100 secuestros, 48 por ciento menos que el año pasado, con 207 ilícitos.

Alerta de EU

-El 10 de octubre pasado, el Departamento de Estado estadunidense ubicó a Guerrero como la entidad más violenta en 2013 y emitió una alerta de viaje que incluyó a Acapulco.

-Recomendó a sus ciudadanos evitar hacer viajes no esenciales y pidió mantenerse dentro de las zonas turísticas del puerto. "Aplazar los viajes no esenciales a las áreas más allá de dos cuadras hacia el interior de la Costera Miguel Alemán, que es paralela a las zonas populares de la playa", destacó la advertencia del gobierno de Estados Unidos.

Adelantan asueto por inseguridad

Más de 340 escuelas de educación básica han cerrado sus puertas, por lo que más de 31 mil 750 alumnos de prescolar, primaria y secundaria ya salieron de "vacaciones".

El secretario de Educación local reconoció que día a día se va actualizando el cierre de escuelas con motivo de la inseguridad, problema que desde hace más de cinco semanas se había venido agudizando en al menos cinco zonas escolares del área conurbada del puerto de Acapulco.

Salvador Martínez Della Rocca, secretario de Educación de Guerrero, aseguró que para el 7 enero, cuando se reanude el ciclo escolar y regresen los estudiantes a clases, en el puerto "se tendrá la mayor seguridad posible para los planteles ubicados en la periferia de esta ciudad", indicó.

Detalló que en esa zona se han registrado secuestros de estudiantes y maestros en un corto tiempo, por lo que se busca la manera de garantizarles las mejores condiciones de seguridad y, de ser necesario, se contrataría a elementos de la policía privada.

"Esto no puede pasar bajo ningún motivo, yo no quiero hacerme responsable, ni ética, ni moralmente, ni sentimentalmente, de que los niños tengan temor de esta inseguridad", afirmó. (Javier Trujillo/Acapulco)