Muerte de menor en albergue fue por suicidio: Fiscalía de Chihuahua

El pasado viernes, la menor fue entregada a las autoridades luego de que le fuera asegurada a un pollero que la cruzaría a EU. 
La menor fue detenida la semana pasada con Domingo Fermas Uves.
La menor fue detenida la semana pasada con Domingo Fermas Uves. (Especial)

Ciudad Juárez

 “Su muerte fue voluntaria y no provocada, por lo que no existe delito que perseguir”, dijo Arturo Sandoval Figón, al dictaminarse como suicidio el deceso de la menor que fue hallada colgada en el baño de un albergue de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El portavoz señaló que la Procuraduría General de la República (PGR) entregó a la menor al albergue Esperanza, luego de que el pasado viernes fuera asegurada con el pollero, Domingo Fermas Uves, quien la cruzaría a Estados Unidos.

“Luego de practicarle la necropsia de ley a la menor Nohemí Álvarez Astorga, de 8 años de edad, la cual fue localizada en el sanitario del albergue, la causa real del fallecimiento fue asfixia por suspensión”, informó la noche de este jueves.

Añadió que la menor presentaba: surco equimotico en el cuello, el cual correspondió a la forma en que se encontró el cuerpo el pasado martes, “además, los médicos forenses descartaron que la niña haya sufrido algún ataque sexual”, indicó.

Mediante un boletín, también se indica que en ese sanitario, se realizaron exámenes técnicos y científicos, como en el levantamiento de muestras dactilares a la cortina del baño de la habitación, donde sólo se encontraron huellas de la menor.

Tras lo anterior, la FGE cerró la carpeta de investigación sobre este caso, al dictaminarse que se trató de un suicidio: el cadáver fue localizado en el albergue ubicado en la calle Constitución 249 de la colonia Cuauhtémoc.

“La PGR canalizó a la niña al albergue después de iniciar una investigación penal en contra de Domingo Fermas Uves, quien pretendía cruzar a la niña a Estados Unidos por encargo de su abuela materna, quien vive en Durango”, apuntó el vocero.

Sandoval Figón, dijo esta noche que no hay delito que perseguir sobre estos hechos, de los cuales, la PGR no ha dado vista sobre algún delito del fuero común que se haya cometido en perjuicio de la menor, quien era esperada por sus padres en EU.

El pollero y la menor fueron asegurados por agentes de la Policía Estatal Única (PEU) en Boulevard Zaragoza y Pez Martillo. Allí, la menor dijo que sería llevada a EU, por lo que se consignó al sujeto a la PGR por el delito contra la Ley de migración.

Los familiares de Fermas Uves, al reservarse su identidad, revelaron la noche de este mismo jueves, el pago de 10 mil dólares a la agente del MPF, María del Socorro Graciano, para que saliera de prisión el presunto pollero.

Dicho sujeto fue liberado el pasado domingo por el Juzgado 9º de Distrito, al no validar los elementos que se presentaron por el delito de trafico de indocumentados. 48 horas después, agentes de la PGR lo reaprendieron al fallecer la menor.

Tras ser entrevistados los familiares en el exterior de la delegación federal, en tono molesto indicaron que ahora se buscaba consignar “por algún delito” a su pariente, lo cual fue corroborado por un funcionario de la PGR.

Mientras el personal del albergue lamenta la muerte de la menor, quien, afirman, “quedó horrorizada” al ser interrogada por la agente María del Socorro Graciano, el delegado de la PGR, César Augusto Peniche, a través de la vocería, dijo que se investigará la actuación de la agente federal.