• Regístrate
Estás leyendo: Homicida canadiense cruzó de ‘mojado’; ya regresó a su país
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 04:11 Hoy

Homicida canadiense cruzó de ‘mojado’; ya regresó a su país

Cory Vallee era uno de los diez más buscados por la Policía canadiense y se escondía en Guadalajara financiado por cómplices.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Cruzó ilegalmente caminando por el desierto de Arizona hacia México el canadiense acusado de homicidio que se refugiaba en Guadalajara, según las investigaciones realizadas por agentes migratorios.

Cory Vallee era uno de los 10 fugitivos más buscados por la Real Policía Montada del Canadá con relación a dos homicidios de primer grado, un intento de homicidio y un intento de conspiración para cometer homicidio. Era miembro de grupos neonazis en su país.

El hombre de 37 años vivió los últimos cuatro en Guadalajara y se mantenía económicamente gracias al dinero que le enviaban sus cómplices desde Canadá, según fuentes cercanas a las declaraciones del supuesto homicida. También se le vinculaba con grupos locales de venta de drogas.

Cory Vallee pertenecía a la pandilla Naciones Unidas, en la zona de Columbia Británica de su país, y desde 2011 se le acusaba del homicidio de un hombre llamado Jonathan Barber el 8 de mayo de 2008, así como del asesinato de un rival de la pandilla Escorpiones Rojos, llamado Kevin LeClair, cometido el 6 de febrero de 2009. La oficina de Interpol en Ottawa había emitido una ficha roja para localizarlo.

El pasado jueves 14 de agosto se le detuvo en Guadalajara por cometer disturbios en vía pública, contraviniendo el reglamento de buen gobierno municipal.

Papeles falsos encontraron entre sus pertenencias los agentes migratorios, que lo acreditaban como un ciudadano estadunidense de nombre Adolfo Smith. Su alias lo escogió en honor a Adolfo Hitler, y su brazo derecho estaba lleno de tatuajes con referencias nacional socialistas: águilas del tercer Reich, swásticas, el rostro de Hitler y su búnker, así como símbolos de odio contra personas judías y negras.

Al acreditarse que no tenía el permiso para estar en México, Vallee aceptó por su propia voluntad regresar a su país de origen, en un retorno asistido por el Instituto Nacional de Migración.

Con la colaboración de personal diplomático de Canadá, agentes migratorios mexicanos corroboraron que Corey Vallee era de nacionalidad canadiense y un agente federal lo acompañó en el vuelo de Puerto Vallarta a Vancouver este domingo 17 de agosto a las 8:30 horas, donde autoridades canadienses lo recibieron para hacerse cargo de él.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.