Hombre muere tras lanzarse de torre de alta tensión en Chimalhuacán

Policías municipales subieron a la torre para evitar que el hombre se suicidara, lo amarraron del tobillo pero intentó ahocarse, los uniformados dejaron que volviera a subir y después se arrojó. 
Hombre que amenazó con aventarse del puente de Chimalhuacán,
Hombre que amenazó con aventarse del puente de Chimalhuacán, (Cortesía)

Chimalhuacán

La tarde de este sábado un hombre se suicidó al aventarse de una torre eléctrica de más de 70 metros en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México.

Alrededor de las 15:00 horas, vecinos y comerciantes reportaron la presencia de un hombre de unos 30 años de edad que se encontraba en el punto más alto de la base metálica y amenazando con lanzarse al vacío.

En pocos minutos llegaron al lugar elementos de la policía local y estatal, así como del cuerpo de bomberos, paramédicos y especialistas de la Comisión Federal de Electricidad.

Un grupo de 5 personas ascendió a la torre de cableado eléctrico de alto voltaje con la intención de asegurar al sujeto.

Al inicio la labor de los rescatistas fue la de tratar de convencer al joven para que bajara en calma, la situación se complicó, ya que el suicida permaneció más de tres horas sentado en la estructura metálica

El hombre se acercó a la parte final de la torre y se colgó de los brazos hasta ser asegurado por uno de los bomberos, quien lo amarró del tobillo izquierdo en espera de que llegara una grúa de doble canasta, con la que se pretendía finalizar el rescate.

La espera del rescate se prolongó lo cual desató la ira del joven e inició un  forcejeó con los bomberos, ante tal situación éstos lo ataron por la cintura, pero cuando lo comenzaron a bajar el hombre intentó ahorcarse con la misma cuerda.

Para tratar de controlarlo, los bomberos  lo subieron de nuevo y cuando la situación parecía estar bajo control el asegurado se desató de la línea de seguridad y cayó ante la mirada atónita de rescatistas y curiosos.

El cuerpo de la víctima quedó tirado sobre el pavimento, muriendo de manera instantánea, después de caer de una altura de aproximadamente 70 metros.

Tras el incidente los habitantes del lugar cruzaron  el cordón de seguridad y arremetieron en contra de policías, paramédicos, bomberos y trabajadores de la CFE a quienes culparon de la caída y muerte de este hombre de quien hasta el momento se desconoce su identidad.

Con piedras, palos y otros proyectiles la multitud, en su mayoría de hombres, atacó y persiguió a las camionetas de la policía quienes desesperados intentaban huir de la zona, durante el zafarrancho policías a bordo de las unidades marcadas con los números 395 y  335 lanzaron varios disparos en contra de sus atacantes.

Algunos minutos después y con la situación controlada agentes del MP acudieron a la zona del incidente y tras las investigaciones pertinentes trasladaron el cadáver a la agencia del MP.