• Regístrate
Estás leyendo: Hipertensión arterial, asesino silencioso en hombres y mujeres
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 02:00 Hoy

Hipertensión arterial, asesino silencioso en hombres y mujeres

La enfermedad se puede padecer por años sin presentar síntomas. De ahí que 7 de cada 10 personas hipertensas en Jalisco ignoran que la padecen


Publicidad
Publicidad

Hasta siete de cada diez personas con hipertensión arterial en Jalisco desconocen que sufren este trastorno, uno de los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad cardiovascular o cerebrovascular y disparador silencioso de muertes, tanto en hombres como mujeres.

El coordinador estatal del programa de Diabetes, Hipertensión Arterial y Obesidad de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Tizoc Vejar Aguirre, informó que tres de cada diez jaliscienses presentan la presión arterial elevada, pero de cada diez que la padecen, sólo la tercera parte de estos hipertensos lo saben y se tratan.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut, 2012), en Jalisco 14.4 por ciento de la población adulta padece presión arterial alta, esto se traduce en 706 mil 449 personas mayores de veinte años. Por género, la prevalencia es ligeramente mayor en las mujeres: la padece el 15.3 por ciento de las mayores de 20 años, frente al 13.4 por ciento de los varones reportado. Por edad, el citado estudio observó un incremento del trastorno a partir de los 40 años, y un aumento considerable en el grupo de 60 años y más.

Sin embargo, de los más de 700 mil adultos que se estima padecen hipertensión arterial, únicamente han sido diagnosticados por un médico 353 mil 224. De ellos, sólo 258 mil 559 siguen un tratamiento farmacológico; mientras que la proporción de personas en control es apenas de 38 mil 148, refirió el médico.

La presión arterial alta o hipertensión arterial –llamada simplemente hipertensión- es un trastorno por el cual la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de las arterias es tan elevada que va ocasionando un daño a la salud, entre los que destacan insuficiencia renal, ceguera, afectaciones a la circulación sanguínea periféricas y la pérdida prematura de las capacidades cognitivas porque afecta la irrigación cerebral. Es además uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares como el infarto al miocardio, los accidentes cerebrovasculares y la insuficiencia cardiaca, entre otras, enumeró el jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la SSJ, Alberto Ocampo Chavarría.

En Jalisco, refirió, fallecieron más de mil 200 personas el año pasado con antecedentes de enfermedad hipertensiva.

La hipertensión arterial es considerada una patología silenciosa o “asesino silencioso”, pues se puede padecer por años y no presentar síntomas (hipertensión primaria), y es la razón por la que muchas personas ignoran que la padecen. De ahí la necesidad de difundir entre la población el chequeo periódico para medir la presión en las arterias, y detectarla.

La hipertensión secundaria suele aparecer como consecuencia de enfermedades del riñón, tumores de la glándula suprarrenal, efectos secundarios de medicamentos o consumo de drogas como la cocaína.

Este trastorno no se cura, pero es un padecimiento controlable, e incluso prevenible, para lo cual es fundamental el estilo de vida y la alimentación. A propósito del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, que se celebra cada 17 de mayo, la SSJ promueve información sobre este padecimiento y medidas preventivas que son lo mismo para su control en quienes ya la padecen.

Según expusieron los médicos de la SSJ en conferencia de prensa, el enemigo número uno es el abuso en el consumo de sal, la cual se esconde en grandes cantidades en los alimentos procesados (enlatados o listos para comer) y embutidos. El consumo nunda debe de superar los 2,300 miligramos al día, en personas sanas; ni los 1,500 miligramos al día en personas con hipertensión, diabetes o daño renal. Asimismo, es importante comer saludable y preferir alimentos como frutas, vegetales, granos enteros y lácteos bajos en grasas; llevar un control del peso y grasa corporal y mantenerse activo; limitar el consumo de alcohol y olvidarse del cigarro, pues fumar daña las paredes vasculares. Esas son medidas suficientes para enfrentarse a este asesino oculto y dejar de ser parte de la fatal estadística.

Claves

Impacto de la hipertensión arterial

La presión arterial alta (hipertensión arterial), se presenta cuando la fuerza de la sangre contra las paredes arteriales es tan alta que puede causar problemas de salud

Se puede tener la presión arterial alta por años y no presentar síntomas

30% de la población adulta padece hipertensión

En 2014, en Jalisco fallecieron 1,223 personas por enfermedad hipertensiva, de acuerdo con el informe preliminar de decesos

Representa una tasa de 16.6% por cada cien mil habitantes

Se diagnostica hipertensión arterial cuando la persona no puede mantener su presión arterial por debajo de 140/90 (niveles sistólico y diastólico).

PREVENCIÓN

Toma de presión arterial periódica. Al menso una vez por año a partir de los 18 de edad

Disminuir el consumo de sal

Evitar comer alimentos procesados, envasados y embutidos

Comer saludable. Incluir frutas, vegetales, granos enteros y lácteos bajos en grasas

Leer las etiquetas de los alimentos procesados y bebidas y preferir aquellos con bajo nivel de sodio

Utilizar especias sin sal para condimentar las comidas

Llevar un control del peso corporal y circunferencia de la cintura

Evitar el sedentarismo y realizar actividad física 30 minutos al día

Realizar mediciones periódicas de los niveles de colesterol, glucosa en sangre y presión arterial

Limitar el consumo de bebidas alcohólicas

Evitar el tabaco

Fuente: Secretaría de Salud Jalisco/Mayo Clinic. http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/high-blood-pressure/basics/lifestyle-home-remedies/con-20019580

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.