• Regístrate
Estás leyendo: Hechos violentos del viernes no fueron dirigidos a feligreses
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 14:19 Hoy

Hechos violentos del viernes no fueron dirigidos a feligreses

El arzobispo Leopoldo González, dijo que estas acciones causaron miedo, pánico y temor, pero la mayoría guardó la calma. El religioso expreso su dolor y su solidaridad con la familia.



Publicidad
Publicidad

Tras la balacera del viernes santo a inmediaciones de la colonia Santa Cruz, el arzobispo de Acapulco, Leopoldo González, afirmó que los hechos violentos provocaron miedo, pánico y temor, nunca fueron dirigidos contra quienes acompañaban el evento religioso.

TE RECOMENDAMOS: Por balacera, suspenden Viacrucis en Acapulco; hay un muerto

"Es oportuno precisar que el ataque nunca fue dirigido en ningún momento hacia las personas que acompañaban este evento religioso, sino que se trató de un hecho de otra intensión", dijo el prelado de la iglesia católica que ofició la misa en la iglesia de la colonia Santa Cruz.

En conferencia dominical, dijo que un informe de los integrantes de la Cofradía del Padre Jesús, reveló paso a paso lo que sucedió el viernes pasado el mediodía cuando se realizaba la peregrinación.

Detalló que a las 11 de la mañana del viernes, inició la procesión solemne con la Virgen Dolorosa, acto religioso coordinado por mujeres. A las 12 horas, inició el viacrucis solemne, este liderado por señores de la Cofradía del padre Jesús, y quienes año con año reviven la Pasión de Cristo.

"El viacrucis iba desarrollándose normalmente hasta que en la cuarta estación comenzaron a escucharse las detonaciones de arma de fuego, cerca de la iglesia parroquial de Santa Cruz, y (también) en diferentes lugares de la comunidad, cerca de la Comisaria, cerca de la entrada (a la colonia) Santa Cruz y por la calle Niño Perdido cerca de la iglesia.

"Cabe mencionar que las detonaciones más cercanas a la procesión del santo viacrucis se realizaron a una distancia aproximada entre 400 a 500 metros, en las calles y avenidas de Santa Cruz, pero la procesión ya iba en la avenida Constituyentes", remarcó.

Contó que la feligresía le dijo que hubo personas que se dispersaron, otras se desmayaron por miedo de que la violencia cobrara más fuerza y llegara hasta el lugar en que realizaban la procesión.

Aclaró que el viacrucis tanto del Padre Jesús y la Virgen Dolorosa, nunca se suspendió, solo se detuvo en el lugar de la cuarta estación, por un periodo aproximado de una hora, para no entorpecer el operativo de las autoridades correspondientes cuando realizaban su labor.

"Solo los actores de la representación de la pasión de Jesucristo si suspendieron su programa de acción", señaló.

Cuestionado sobre otro hecho de violencia ocurrido en el poblado de La Sabana y que habría ocurrido al término del evento religioso, dijo desconocerlo pues no tenía ningún reporte al respecto.

Sobre las personas que fallecieron el pasado viernes, expreso su dolor y su cercanía con la familia. Incluso estimó que más del 80 por ciento de la feligresía que iba en la procesión, logró guardar la calma.

MMR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.