• Regístrate
Estás leyendo: Hay hasta mil sustancias tóxicas en agroquímicos
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 13:55 Hoy

Hay hasta mil sustancias tóxicas en agroquímicos

Ramón Ojeda Mestre explica que el costo por usarlos es la degradación ambiental; anulmente el sector emplea más de dos millones de estos productos que en su mayoría desembocan en el mar.

Publicidad
Publicidad

Pérdida de biodiversidad y degradación ambiental por el uso de unas mil sustancias tóxicas que contienen agroquímicos son los costos del modelo tecnológico productivista implantado hace cuatro décadas con la llamada revolución verde, basada en la relación recíproca entre semillas híbridas y agroquímicos para elevar la producción de alimentos y terminar con el hambre.

Ramón Ojeda Mestre, secretario general de la Corte Internacional de Medio Ambiente, advirtió que en el sector anualmente se utilizan más de dos millones de agroquímicos, que en su mayoría desembocan en el mar debido a que son arrastrados por las aguas de lluvias y contienen más del mil sustancias altamente tóxicas que ocasionan contaminación de suelos, afectaciones a los mantos acuíferos, así como pérdida de biodiversidad y degradación del ambiente.

Sin embargo, para la mayoría de los campesinos romper con la dependencia de los herbicidas y fertilizantes es prácticamente imposible, pues, los ven como sustancias inocuas y resulta inviable trabajar la tierra sin ellos, en un mercado dominado por las transnacionales Syngenta, Bayer, Dupont, Monsanto, Dow AgroSciences, Cuproquim, FMC, Cyanamid, Makhteshim Agan, Sumitomo y el grupo mexicano Agricultura Nacional.

Expuso que en México se practica un manejo ilegal e inadecuado de residuos peligrosos que carecen de control alguno y que cada vez más se acumulan en suelo, mantos freáticos y en cuerpos de agua superficiales; no obstante representan un peligro inminente para el medio ambiente y la salud humana. "A la tierra, que es como nuestro cuerpo, la estamos matando con los herbicidas y agroquímicos.

“Ya no se trata solo de tener mejores semillas, sino de cómo lograr que la tierra vuelva a tener la resistencia de antes. La hemos adelgazado con el uso de los químicos, es como si a nosotros nos metieran tóxicos en el cuerpo”, explicó.

TE RECOMENDAMOS: 50% de las empresas han incorporado tecnologías verdes: Canacintra

En ese lapso el territorio pasó de ser exportador de granos -maíz, frijol y trigo, principalmente- a la dependencia alimentaria. Hoy, los resultados productivos basados en el uso intensivo de agroquímicos son cuestionados por organizaciones de productores locales e internacionales que libran una lucha contra la siembra de maíz transgénico y sustancias toxicas agresivas que se importan de países extranjeros, principalmente de Estados Unidos y Europa.

Existe un listado de estas mil sustancias agresivas contra el medio ambiente, realizada por organismos internacionales para evitar su importación a otras naciones por el peligro que representan, indicó. Para el ambientalista las alternativas para frenar la contaminación “invisible” de agroquímicos es necesario que el gobierno federal impida el paso en las fronteras de mil sustancias consideradasaltamente agresivas para la salud humana y permita la entrada de otras más amigables con el entorno así como limpiar las aguas que desembocan en el mar.

Además de establecer proyectos pilotos en zonas agrícolas para elevar la producción de maíz, grano primordial para los mexicanos, mediante la aplicación de lombricomposta, menor uso de fertilizantes y técnicas tradicionales de cultivo. Sin embargo, para la mayoría de los campesinos romper con la dependencia de los herbicidas y fertilizantes es prácticamente imposible, pues, los ven como sustancias inocuas y resulta inviable trabajar la tierra sin ellos, sobre todo por un marco donde el mercado alimenticio es dominado por las transnacionales.

El ambientalista y secretario general de la Corte Internacional de Medio Ambiente enfatizó que en la República Mexicana hay un manejo ilegal de estos residuos peligrosos, además de que carecen de cualquier tipo de control y día a día van acumulándose más en la tierra, los cuerpos de agua superficiales, entre otros entornos naturales. Resaltó que, además de estos factores de riesgo al hábitat, los agroquímicos representan una amenaza inminente para el bienestar de los pobladores.

KVS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.