• Regístrate
Estás leyendo: Habitan más de 28 mil jóvenes "ninis" en el estado
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 09:34 Hoy

Habitan más de 28 mil jóvenes "ninis" en el estado

Ernesto Aguayo, director de posgrado de la Facultad de Economía de la UANL, dijo que las cifras se han disminuido en los últimos años, por lo que no debería haber en Nuevo León ninguna persona sin acceso a empleo o educación.

Publicidad
Publicidad

Giovanna Rojas

Más de 28 mil jóvenes de Nuevo León, de entre 15 a 30 años, no estudian ni trabajan (son ninis), de acuerdo a un estudio realizado en el 2015, dijo Ernesto Aguayo, director de posgrado de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

El estudio se realizó a partir de una cifra dada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se estipulaba que en el país había 7 millones de ninis.

“Empezamos a investigar el tema a partir de algunos datos del rector de la UNAM que decía que en México había 7 millones de ninis, pero estaba mal fundamentado este término. En verdad, hay 7 de millones de personas de entre 15 y 29 años que no estudian ni trabajan, pero 2 millones y medio de ellas son amas de casa”, explicó.

Aguayo agregó que después de quitar a las amas de casa, a los jóvenes que trabajan tiempo completo como voluntarios, o que cuidan a familiares, se llegó a una cifra de 30 mil jóvenes de 15 a 29 años en Nuevo León y alrededor de 900 mil en todo México, una diferencia bastante grande, respecto a los 7 millones, detalló.

El estudio se realizó nuevamente en el 2015, donde se encontró que en ese año se redujo el número de ninis en Nuevo León de 30 mil a 28 mil, y en México de 900 mil a 830 mil.

“Lo cual da un poco de esperanza, pero aunque 28 mil parecería poco no debería de haber ni un solo nini”, dijo.

El especialista agregó que es necesario conocer las situaciones que llevan a los jóvenes a ser ninis y no enfocarse sólo en las cifras de personas sin trabajo y sin estudios.

Sufrir las consecuencias de esta situación, señaló, lleva a problemas a corto plazo, por ejemplo, en la familia, como los costos por mantener al joven, y a largo plazo en la sociedad.

“El fenómeno de que el joven estudiaba y de ahí entraba a trabajar no se da con la frecuencia que se daba antes, ahora hay el esquema diferente, ya no es lineal y eso genera

problemas”, dijo.

De acuerdo con el economista, si el joven no se incorpora al mercado laboral en los primeros dos años después de terminar la escuela, es muy difícil que lo haga en un futuro, lo cual conlleva costos sociales y económicos a largo plazo.

En cuanto a estudios de mercado laboral, dijo, 1 de cada 3 trabajadores con licenciatura o carrera técnica realizan actividades que requieren menor nivel de estudios, lo que genera un problema importante en los salarios, en la productividad y en el mercado laboral.

Las carreras que se espera tengan una mayor demanda en el futuro, son, sobre todo, las ingenierías y de desarrollo tecnológico y una menor demanda en educación, medicina, los servicios administrativos y legales.

“El joven debe ser informado para que pueda tomar decisiones más informadas, no se trata de obligar a la gente a estudiar de una u otra forma, pero sí informar a los jóvenes de qué espera, o cuánto calcula ganar o qué tanta probabilidad tiene de estar desempleado o de hacer algo para lo que no estudió si estudia tal carrera”, dijo el especialista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.