Suelos de Durango en recuperación tras plaga de gusano

El estado de Durango cuenta con 12.3 millones de hectáreas, de las cuales 62 por ciento son suelos erosionados. 
El estado de Durango cuenta con 12.3 millones de hectáreas, de las cuales 62 por ciento son suelos erosionados.
El estado de Durango cuenta con 12.3 millones de hectáreas, de las cuales 62 por ciento son suelos erosionados. (Notimex)

Durango

Ubicada en la sierra de Otinapa, en este municipio, Mesa del Oso es una pequeña propiedad afectada por el gusano descortezador, sin embargo, esta situación llevó a implementar obras que eviten la erosión del suelo.

Debido a las afectaciones que ocasionó el gusano, muchos de los árboles tuvieron que ser talados y otros se conservaron para la protección de la fauna.

Este año, la propiedad fue incluida en los programas de conservación que ofrece el Programa Nacional Forestal, a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

El estado de Durango cuenta con 12.3 millones de hectáreas, de las cuales 62 por ciento son suelos erosionados.

A propósito del Día Mundial del Suelo, que se celebra hoy, Víctor Mendoza Varela, jefe del Departamento de Suelos de la Conafor, comentó que existen varios tipos de erosión.

Una de esta clase de afectaciones, sostuvo, es causada por el viento (eólica), así como la hídrica, provocada por escurrimientos de las aguas de lluvias.

Mencionó que hay otro tipo de erosiones, como las que se presentan en las zonas agrícolas, tal como la química, que es la pérdida de la fertilidad del suelo, y la erosión física, generada por el pastoreo excesivo.

El funcionario federal mencionó que dentro de este tipo de erosiones hay niveles: ligera, moderada, severa y extrema.

Durango, dijo, se encuentra entre la ligera a severa y pocos lugares están con extrema erosión.

Por su parte, el subgerente de conservación de la Conafor en la entidad, Javier Zendejas Elizondo, precisó que realizan acciones para detener la erosión, apoyados en obras de conservación.

Expuso que uno de los daños más severos en las zonas boscosas es el que provoca el ganado, y éste no se ha podido detener, debido a que no existen acordonamientos que eviten el paso de los animales en el área forestal.

Puntualizó que el suelo es lo que sostiene a la vida del ser humano, los ecosistemas; da oxígeno y ayuda a mitigar el cambio climático.