Guillermo Valencia acusa tráfico de influencias en Michoacán

El ex alcalde de Tepalcatepec dijo que el gobierno de la entidad perfora un pozo que es propidad de la suegra de un funcionario local.
Fue acusado de tener nexos con los 'Templarios' como alcalde de Tepalcatepec.
Fue acusado de tener nexos con los 'Templarios' como alcalde de Tepalcatepec. (MIlenio Televisión)

Ciudad de México

 Guillermo Valencia Reyes, ex alcalde de Tepalcatepec, acusó presuntos actos de tráfico de influencias en el gobierno de Michoacán.

 Valencia, quien abandonó el municipio por amenazas del crimen organizado y fue investigado por la PGR por presuntos nexos con Los Caballeros Templarios, adelantó a MILENIO que presentará una denuncia en la Contraloría estatal, por acciones que pueden representar actos de corrupción y conflicto de interés.

Explicó que un pozo profundo que se encuentra en un predio particular de la localidad de Nuevo Rodeo, en el municipio de Tzintzuntzan, fue perforado con maquinaria del gobierno michoacano.

El terreno, aseguró, pertenece a la suegra del secretario de Desarrollo Económico (Sedeco) de esa entidad, Jesús Melgoza.

Abundó que el predio fue arrendado a una empresa agrícola, pero a nombre del jefe de Recursos Humanos de la Sedeco.

“Resulta que el predio es propiedad de la suegra del secretario de Desarrollo Económico de Michoacán, Jesús Melgoza… pero la suegra hizo un contrato de arrendamiento con el apoderado jurídico de una sociedad rural, pero es el jefe del Departamento de Recursos Humanos de la Sedeco y de ahí se desnuda toda la trama”, expuso.

En este sexenio, Valencia tuvo que abandonar Tepalcatepec por amenazas del crimen organizado; la Procuraduría General de la República lo investigó porque Luisa María Calderón lo señaló de tener vínculos con Los Templarios.

Sin embargo, las autoridades comprobaron que no hay nada que relacione al ex alcalde con la delincuencia organizada.

Valencia ha hecho públicos varios videos en su cuenta personal de Facebook para denunciar los sucesos.

Relató que él se enteró del asunto cuando lo buscaron para denunciar que la Comisión Estatal del Agua y Gestión de Cuencas de Michoacán había facilitado maquinaria para perforar un pozo profundo en un predio propiedad de un particular.

“Son más de 20 hectáreas que tienen acceso a dos canales de riego de agua pura y a un canal de riego de agua rodada”, señaló.