UPOEG busca consolidarse a pesar de las diferencias que hay

Habitantes de El Ocotito solicitaron a Bruna Plácido una explicación sobre las irregularidades cometidas por Gonzalo Torres Valencia.
Los grupos esperan a Bruno Plácido
Los grupos esperan a Bruno Plácido (Rogelio Agustín Esteban )

Chilpancingo

La autodefensa de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) vive momentos determinantes en la zona del Valle del Ocotito; el riesgo de una fractura desde su aparición en enero de 2013 es real.

Hace un par de semanas, habitantes de la comunidad de El Ocotito solicitaron que Bruno Plácido Valerio, principal dirigente de la UPOEG se presentará a dialogar con ellos para hablar sobre varias irregularidades cometidas por el coordinador regional Gonzalo Torres Valencia.

Los del Ocotito acusaron al coordinador Torres Valencia de no rendir cuentas claras en torno al decomiso de vehículos, caballos finos y dinero en efectivo, que se han asegurado a partir del 23 de enero, cuando la Policía Ciudadana (PC) llegó a la zona del Valle.

También denuncian la liberación de presuntos delincuentes detenidos por la PC de manera injustificada, sin que se explique a la población las razones que se tienen para adoptar dichas determinaciones.

La noche del jueves 1 de mayo, los representantes esperaban que Bruno Plácido se sentara a dialogar con ellos en la comunidad del Ocotito, sin embargo este no acudió y encabezó una reunión alterna con Gonzalo Torres y un grupo de cercanos.

El mediodía del viernes 2 de mayo, representantes del Valle se trasladaron a la cabecera municipal de Tierra Colorada para reunirse con Bruno Plácido y la estructura de la UPOEG, se citaron a las 10:00 pero hasta las 11:00 el dirigente no llegaba.

Quien si se presentó con una hora de retraso fue Gonzalo Torres, con la intención de despejar dudas en torno a las acciones asumidas y los señalamientos dirigidos en su contra.

El riesgo de una división entre los pueblos del Valle y la diligencia de la UPOEG es real.