PGR atrae investigación sobre granada en Oaxaca

La granada de fragmentación fue arrojada a un encierro de vehículos el pasado 2 de octubre.
La policía implementó un operativo en la zona
La policía implementó un operativo en la zona (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

La Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación relacionada con una granada fragmentación que fue arrojada el pasado 2 de octubre a un encierro de vehículos.

La indagatoria fue declinada por la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJO), al Ministerio Público federal al tratarse de material explosivo de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

En tanto, la indagatoria por el hallazgo de dos bombas de humo de tipo policial halladas en las inmediaciones de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), fue cerrada, al considerarse que no había delito que perseguir.

Por otro lado, las fuerzas estatales de seguridad lograron el hallazgo de armas y ropa tipo militar dentro de un vehículo abandonado sobre un tramo de la carretera Tlaxiaco-Juxtlahuaca-Putla de Guerrero.

El pasado 2 de octubre fue desactivada por personal militar especializado una granada de fragmentación que fue arrojada en un encierro de autos ubicados frente a una tienda Walmart que se localiza en la zona conurbada de la ciudad de Oaxaca.

De acuerdo con las versiones oficiales, sujetos desconocidos arrojaron la granada al interior de una camioneta tipo Volvo de color negro con placas del Distrito Federal, que se hallaba estacionada dentro del encierro. El explosivo rompió el medallón de la parte trasera de la unidad.

Ante el hecho se activó un protocolo de evacuación y se realizó un desalojo en por lo menos  100 metros  a la redonda  para evitar víctimas, ya que el artefacto se encontraba activo y con riesgo de explotar.

El director de la Agencia Estatal de Investigaciones dependiente de la Procuraduría General de Justicia (PGJO), Jaciel Vázquez, informó que en el lugar no se encontraron mensajes subversivos y descartó que el hecho tuviera relación con la marcha que realizarán maestros de la Sección 22 y normalistas.

Sin embargo, en las inmediaciones de Ciudad Universitaria también se encontraron dos bombas de humo de uso policial que desconocidos dejaron abandonadas en la banqueta cerca de otro establecimiento de venta de vehículos usados.  

El vocero de la Secretaria de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), Kalib Barraza, reconoció que las bombas de humo pudieron ser adquiridas en una tienda de armamento ubicada en la zona del mercado de abasto, descartando que los artefactos hubieran sido robados a alguna corporación policiaca.

La vocería de la PGJO afirmó que en el primer caso se optó por declinar competencia al Ministerio Público federal y en el segundo se determinó cerrar la investigación que se mantenía abierta porque no se consideró por parte del Ministerio Público algún delito que perseguir.

Con respecto al hallazgo de uniformes militares y armas localizados dentro de una unidad de motor abandonado, se informó que se integró un legajo de investigación.

Dentro de una unidad de motor tipo Nissan se encontró un rifle calibre 22 y dos camisolas y una gorra tipo militar, una mochila azul y otra negra, dos pasamontañas de color negro, cuyos propietarios podrían estar relacionados con la ola de asaltos a transportes turísticos reportados en la zona.