Analizan vender propiedades para enfrenar crisis en Chihuahua

El titular de Hacienda del estado dijo que 2017 arrancará con presupuesto austero. Cancelan pago de celulares, adquisición de papelería y asignación de vehículos a funcionarios.
Secretario de Hacienda de Chihuahua, Arturo Fuentes Vélez, dijo que el gobierno del estado enfrenta una deuda superior a 60 mil millones de pesos.
Secretario de Hacienda de Chihuahua, Arturo Fuentes Vélez, dijo que el gobierno del estado enfrenta una deuda superior a 60 mil millones de pesos. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Luego de que 'pegara' la cuesta de enero al Gobierno de Chihuahua, el cual se encuentra en la peor crisis económica, con una deuda superior a los 60 mil millones de pesos, el secretario de Hacienda Estatal, Arturo Fuentes Vélez, dijo que este 2017 se arranca con un presupuesto austero: sin gastos suntuarios y con enfoque social.

Incluso, para enfrentar la quiebra de la administración, se contempla la venta de la flotilla aérea, la Casa de Gobierno y otras propiedades del gobierno que encabeza Javier Corral Jurado, quien ordenó la aplicación de medidas de disciplina presupuestal permanente.

Entre estas acciones, está el inicio del proceso de reestructuración de los pasivos, con lo cual se prevé el saneamiento de las finanzas públicas por un monto de 300 millones de pesos al año, mediante una estructura financiera sustentable y sostenida, generando una mejora en las tasas y plazos de la deuda pública existente a la fecha.

"Además, se ejerció un control presupuestal estricto sobre el gasto corriente, por lo cual se destinaron 612 mil 665 pesos (...) dentro de las principales acciones en los primeros 100 días de Gobierno, como medida de austeridad inmediata", apuntó Fuentes Vélez.

"Se suspendió el pago de celulares a funcionarios, asignación de vehículos a servidores públicos, reservando esa prerrogativa únicamente para la operación propia de las dependencias y organismos; se suspendió la adquisición de papelería, para fomentar el adecuado uso de la misma y se gestionaron recursos adicionales para cerrar el ejercicio presupuestal 2016", agregó.

Cabe destacar que durante la presentación del Presupuesto de Egresos 2017, se reconoció el déficit financiero heredado por la anterior administración, lo cual obligó a hacer una serie de ajustes en el gasto público, sin descuidar los programas de desarrollo social, como los de perspectiva de género, indígenas, personas con discapacidad y adultos mayores.

En dicho presupuesto, se asignaron 19 mil 495.5 millones de pesos para beneficio de Ciudad Juárez, además, la administración estatal inició con un saldo real disponible en caja de 21.8 millones de pesos, cantidad insuficiente para enfrentar los más básicos requerimientos de operación del gobierno.

"La administración anterior dejó un pasivo detectado hasta el día de hoy, de ocho mil 411 millones de pesos, de los cuales tres mil 599 se incorporaron a las necesidades de flujo del 2017 y reconocidos en el Presupuesto de Egresos para ese mismo año como un déficit.

"Por motivos regulatorios de la situación contractual de la deuda, no se pudieron reconocer 100 por ciento de los pasivos en el presupuesto para el ejercicio fiscal 2017, así pues, los pasivos que se difieren, ascienden a cuatro mil 812 millones de pesos", indicó.

Entre otras medidas, se instaló un GPS en la flotilla vehicular del Poder Ejecutivo y el retiro de unidades en malas condiciones, generándose un ahorro en combustibles por 147 millones 66 mil 681 pesos, así como una reducción de la flotilla en más de mil vehículos.

"Para un esquema más eficiente de los recursos humanos, se procedió a la cancelación de 513 plazas para adelgazar la plantilla del personal burócrata no magisterial, únicamente del Poder Ejecutivo. Existían 14 mil 122 plazas, de las cuales se cancelaron 513 para reducir la cifra a 13 mil 609 posiciones, representando un ahorro de 117 millones de pesos.


MMR