El gobierno de QR busca a 6 pacientes operados de la vista

Algunos de ellos habitan en comunidades mayas y ni siquiera hablan español, dicen. Alma Pavón tiene 100 años y lamenta que después de la intervención use lentes.
Revisión a una de las enfermas.
Revisión a una de las enfermas. (Omar Franco)

Cancún

El Instituto del Adulto Mayor del municipio Isla Mujeres, Quintana Roo, investiga el caso de las 27 personas de la tercera edad operadas de la vista en el Instituto de Salud Visual de Cancún (Isvi), pues se sabe que seis fueron contagiados por una bacteria, 15 son isleñas y que se desconoce el paradero y estado de salud de las seis restantes.

Guadalupe Ordaz, subdirectora de esta institución isleña, confirmó a MILENIO que contactarán a las autoridades de otros municipios para dar con el paradero de los pacientes, pues hay varios casos que no han sido diagnosticados.

Como ejemplo, dijo, hay una niña, de aproximadamente seis años, que fue intervenida el 28 de octubre y que presuntamente provenía de la alcaldía de Carrillo Puerto.

Además, dijo, "hay otros adultos mayores que ni siquiera hablaban español, pues son de diversas comunidades mayas".

A más de dos meses de la negligencia médica, el gobernador del estado, Roberto Borge, se comprometió a buscar a los abuelitos operados, pero también pidió que se acerquen a las instituciones para ubicarlos, apoyarlos y mandarlos a revisión, pues se busca evitar que pierdan la vista.

El mandatario dijo que su atención es prioritaria y que después vendrá el castigo para los culpables.

"Tienen todo el apoyo de mi gobierno y de la administración federal. Por lo pronto, ya se clausuró esta clínica y está bajo un proceso administrativo de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien determinará las sanciones que llevará a cabo, debido a la negligencia médica en la que incurrieron. Por supuesto, que no lo vamos a dejar", explicó el mandatario.

En la isla se corrió el rumor de que esa infección había atacado la vista de los ancianos, en su mayoría de las colonias más pobres, como Cañotal y Miraflores.

"Es una infección que es tan terrible que es considerada de la muerte, porque en muy corto tiempo pudre el ojo. Es una bacteria que jamás nadie la quisiera tener en ningún consultorio", dice la subdirectora del instituto del adulto mayor de Isla Mujeres.

Sin embargo, el director general del hospital general de Cancún, Rubén Maldonado, aseguró que no hay registro de esta bacteria para llamarla así, pero aceptó que sí es muy peligrosa:

"Sí es muy agresiva y produce infecciones severas, en algunos casos lleva a un paciente diabético, por ejemplo, a que se le infecte un pie y terminé amputado, porque su capacidad de infección y su agresividad es muy alta", afirmó el doctor Maldonado.

De la paradisiaca Isla Mujeres, 15 viejitos fueron operados, seis continúan en observación y otros más poco a poco se recuperan. La mayoría debe usar lentes oftálmicos para sobrellevar la operación, como el caso de Alma Pavón, de 100 años, quien para leer y ver de lejos, después de la operación, necesita lentes.

"Mis ojos lloran mucho, la verdad estoy mejor, pero siento que la vista se me nubla, y necesito mis lentes, pero no tengo como comprarlos".