• Regístrate
Estás leyendo: Gobierno capitalino regula a los escoltas
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 06:07 Hoy

Gobierno capitalino regula a los escoltas

Las empresas de seguridad privada deben contratar a personal capacitado, sin antecedentes o adicciones, o de lo contrario recibirán una multa, indican.

Publicidad
Publicidad

Rafael Montes

Con las nuevas regulaciones para escoltas en la Ciudad de México, las empresas de seguridad privada que ofrezcan este servicio pueden pagar sanciones de hasta 358 mil pesos (cinco mil unidades de cuenta vigentes), si contratan a extranjeros, alcohólicos, adictos, soldados o policías activos, a personas que hayan estado en la cárcel por más de un año por delitos dolosos o que no hayan aprobado los exámenes físicos, médicos, psicológicos, toxicológicos, del polígrafo y el estudio socioeconómico requeridos para ejercer esa actividad en la capital.

También se sancionará a las personas o empresas cuyos guardias no tengan dónde guardar sus armas al final de su servicio, que no cuenten con los permisos o licencias vigentes para trabajar como escoltas, así como a las que impidan, obstaculicen o limiten las visitas o las clausuras que realice la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la capital.

Asimismo, se castigará con esa pena máxima a los particulares o empresas cuyo personal use denominaciones se presten para confundir al escolta con agentes de seguridad pública, de las fuerzas armadas u otras autoridades, así como a los que no hayan actualizado sus registros ante la dependencia capitalina.

Así se establece en el nuevo Reglamento de la Ley de Seguridad Privada de la Ciudad de México, donde se imponen hasta 36 motivos de sanción para las empresas que proveen servicios de escolta en la capital y hasta 51 causales de castigo, agrupadas en 12 rangos de diferentes montos a pagar, para las compañías que ofrecen servicios de seguridad privada, las cuales van desde amonestaciones y sanciones de 716 pesos (cien unidades de cuenta) hasta penas por 385 mil 400 pesos, las cuales en caso de reincidencia pueden incrementarse en 50 y hasta ciento por ciento.

Incluso se pueden revocar los permisos si para obtenerlos se entrega documentación apócrifa, si se prestan servicios sin el certificado necesario o reincidan en acciones como usar las palabras "policía", "agentes", "investigadores" o la palabra "seguridad" sin que vaya acompañada de "privada", así como usar insignias, emblemas, estrobos o torretas que hagan que se confundan con cuerpos de seguridad pública o de fuerzas armadas, o que no se identifiquen plenamente como elementos privados.

En la ciudad, la SSP tiene contabilizadas hasta 737 empresas de seguridad privada, de las cuales, 50 se dedican exclusivamenta personal de defensa corporal (escoltas).

Así lo informó el jefe de la policía capitalina, Hiram Almeida, al participar, junto con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en la presentación de las nuevas disposiciones para regular a los escoltas en la Ciudad de México, en las instalaciones del C5 de la ciudad.

De acuerdo con Mancera, el objetivo de la regulación es prevenir abusos de guaruras o que operen en la ilegalidad. Además de las placas y el distintivo, la SSP entregará un reglamento especial a las empresas de seguridad para que sea seguido por los empleados.

Almeida también anunció que en la página de la SSP se abrió un micrositio para consultar si una empresa de seguridad privada tiene su permiso vigente.

Tendrán placas especiales

Entre estas disposiciones también se incluye la obligación de que los vehículos que son empleados por escoltas se registren en un padrón de la SSP y utilicen placas especiales de color rojo, que iniciarán con las letras ESC, las cuales servirán para identificarlos plenamente como unidades de seguridad privada.

Esto aplicará también para los vehículos oficiales del gobierno de la ciudad, los cuales tienen 20 días para darse de alta en el padrón y obtener sus placas.

Mancera además instruyó que se envíen oficios a las dependencias del gobierno federal para que acaten la nueva disposición y propuso un convenio metropolitano o megalopolitano para que las entidades vecinas también identifiquen a sus escoltas de este modo.

Las placas ya cuentan con la aprobación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y serán entregadas por la Dirección General de Seguridad Privada y Procedimientos Sistemáticos de Operación de la SSP, oficina donde se realizarán los trámites.

Además, se diseñó un manual de identidad gráfica para el balizamiento en el caso de los vehículos y para regular el uso de torretas, estrobos y equipos especiales y de emergencia, los cuales, dijo Almeida, deberán ser diferentes, a los que usan las fuerzas públicas.

En el último año, a través de redes sociales se han conocido al menos tres casos en que escoltas cometen abusos contra ciudadanos en la vía pública: el llamado Lord Ferrari, cuyos guardaespaldas bajaron de su auto y golpearon a un ciudadano en pleno Viaducto; el Lordmelapelas, Raúl Libién, cuyos guardias golpearon y robaron el teléfono celular al ex city manager de la delegación Miguel Hidalgo, Arne Aus den Ruthen, en las Lomas de Chapultepec, y el Lord Rolls Royce, que mandó a sus agentes a golpear a otro ciudadano en una vialidad del Estado de México.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.