Tras 'gasolinazo', gobierno vigilará tarifas del transporte en Oaxaca

El secretario de Transporte, Francisco García, dijo que no se permitirá el alza indiscriminada de las tarifas, por lo que llamó a los operadores a discutir un posible aumento. 
El transporte subió sin autorización.
El gobierno de Oaxaca prohibió el alza de tarifas del transporte público y anunció operativos para prevenir que se cometan abusos contra los usuarios. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca no permitirá el alza indiscriminada en las tarifas del transporte público por el aumento en los precios de la gasolina, afirmó Francisco García López, secretario de Transporte de Vialidad del estado.

El funcionario informó que se realizará un operativo con apoyo de la policía vial para sancionar a los transportistas que cometan abusos contra los usuarios.

TE RECOMENDAMOS: Bajo la lupa 10 mil títulos de concesión de transporte en Oaxaca

García López dijo que, en apego al reglamento de transporte, las sanciones por elevar sin autorización las tarifas podrían ir desde la aplicación de multas, hasta llegar a la pérdida y cancelación de la concesión de transporte.

El secretario afirmó que la revisión de las tarifas con respecto al alza del precio de la gasolina, tendrá que ser un tema a discutirse en una mesa de trabajo, donde tendrán que evaluarse las condiciones para no dañar a la población con una mala decisión y llamó a los transportistas a no caer en la desesperación.

"Vamos a convocar a los transportistas a una mesa de trabajo para evaluar los efectos que genere el alza de las gasolinas antes de determinar elevar las tarifas", dijo.

TE RECOMENDAMOS: Asesinan a lideresa de transportistas en Oaxaca

En tanto, el presidente de la Cámara de Transporte, Miguel Ángel Medina, calificó como difícil la situación del gasolinazo de 2017, advirtiendo que el gobierno federal los ha puesto entre la espada y la pared y en una condición de "lamentable indefensión".

Aseguró que a diferencia de otras ocasiones, esta vez el incremento a los combustibles es considerable, "es de más del 20 por ciento y ello va causar una escalada de precios, principalmente en el costo de refacciones, muchas de estas cotizadas en dólares, lo que va dejar a muchas empresas con poco margen de utilidades y ganancias", explicó.

Medina anunció como medida de apremio la realización de posibles marchas, no descartando un paro general porque, aseguró, muchas empresas del sector transporte se van a ir a la quiebra.

Dijo que los transportistas de Oaxaca se encuentran doblemente afectados, primero por la caída de sus ventas por los bloqueos carreteros que este año realizó la CNTE y ahora tendrán que enfrentar los efectos negativos del gasolinazo del 2017.


ALEC