Ganado bovino de Baja California está libre de garrapata

La garrapata del ganado bovino no afecta a otras especies animales, por lo que la enfermedad conocida como rickettsiosis, se trasmite al humano por la garrapata del perro. 
Los animlaes están libres de garrapatas.
Los animlaes están libres de garrapatas. (Notimex)

Mexicali

La Secretaría de Fomento Agropecuario estatal (Sefoa) informó que desde 2007, Baja California está libre de la garrapata Boophilus spp, como resultado de las estrategias que se implementan de común acuerdo con los ganaderos locales.

El titular de la dependencia estatal, Manuel Valladolid Seamanduras, señaló que el objetivo es brindar protección a la sanidad del hato ganadero bovino, para contribuir al desarrollo económico de la entidad.

Puntualizó que con ese propósito, recientemente se ofreció la conferencia magistral “Enfermedades transmitidas por garrapatas y zoonosis asociadas”.

Resaltó la importancia el trabajar en conjunto con los productores pecuarios en la aplicación de programas, por lo que en esa conferencia participó la Asociación Ganadera Local Especializada en Bovinos para Engorda de Mexicali (AGLEBEM).

Jorge Osorio Miranda, del Departamento de Ectoparásitos y Dípteros del Centro Nacional de Constatación en Salud Animal (CENAPA) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), ofreció un panorama sobre los padecimientos transmitidos a los bovinos por garrapatas y zoonosis asociadas.

Destacó los esfuerzos del personal de la Sefoa y de los productores pecuarios dedicados a la engorda de ganado, por mantener el estatus libre de garrapata Boophilus spp.

El funcionario habló del origen de las garrapatas, su clasificación, localización geográfica a nivel mundial y en el país, los diferentes géneros y las especies de hospederos que afectan, enfatizando las diferentes enfermedades que transmiten.

Indicó que mientras el combate contra las garrapatas se da en el mismo animal, la infestación solamente representa el cinco por ciento, y en el entorno permanece el 95 por ciento restante, como en el pasto, suelo, bardas y paredes de las casas habitación.

Puntualizó que la garrapata del ganado bovino (boophilus) no afecta a otras especies animales, por lo que la enfermedad conocida como rickettsiosis, se trasmite al humano por la garrapata del perro.