Detienen en Chihuahua a prófugo de la justicia de EU

Mario Jerardo Talavera, es acusado de participar en la ejecución y calcinación de un hombre en Nuevo México.
Mario Jerardo Talavera fue ubicado por el programa de televisión "Los más buscados".
Mario Jerardo Talavera fue ubicado por el programa de televisión "Los más buscados". (Cortesía)

Chihuahua

Autoridades mexicanas aseguraron en Cuauhtémoc, Chihuahua, a un fugitivo, que participó en la ejecución y calcinación de un hombre en el estado de Nuevo Mexico (EU), informó la Embajada de Estados Unidos en México.

El pasado 13 de marzo, el equipo Suroeste de Investigación de Fugitivos del Servicio del Marshall de Estados Unidos recibió a uno de los fugitivos más buscados del estado de Nuevo México el ciudadano estadunidense Mario Jerardo Talavera.

Dicho sujeto, fue señalado en el programa de televisión “Los Más Buscados de E.U.” de la cadena Fox, luego de que participara en el 2008 en el “grotesco asesinato” de Danny Baca, de 53 años de edad, quien vivía en Albuquerque, Nuevo Mexico.

“Talavera y dos cómplices supuestamente mataron a Baca por un desacuerdo sobre compraventa de drogas, y dejaron su cuerpo baleado y quemado en el área de West Mesa, donde fue encontrado por el Sheriff del Condado de Bernalillo”, se indicó.

La vocería de la embajada norteamericana en nuestro país, informó que al huir de Estados Unidos Mario Jerardo Talavera, la Oficina del Marshall del Distrito de Nuevo Mexico se incorporaron a su búsqueda, según lo confirmó Conrad Candelaria, jefe de la citada dependencia.

“Talavera supuestamente huyó después del crimen y nosotros nos incorporamos a su búsqueda poco después”, manifestó el funcionario federal, luego de que la investigación “cobrara vuelo” cuando los Marshals determinaron que Talavera había huido a México.
sin dar a conocer la corporación mexicana que participó en el arresto, se resaltó que por investigaciones adicionales realizadas la U.S. Marshall y autoridades mexicanas, se estableció que este sujeto se encontraba escondido en Cuauhtémoc, Chihuahua.

Al ser ubicado en esa ciudad, fue arrestado por oficiales mexicanos y posteriormente fue deportado a EU e ingresado a la prisión del Condado de Otero en Nuevo México, donde enfrenta cargos federales por narcotráfico asesinato y secuestro.

“El capítulo final de la negación de justicia ha sido escrito: este peligroso y violento fugitivo ahora tendrá que rendir cuentas por los grotescos y desmedidos actos de violencia cometidos”, advirtió Conrad Candelaria en el comunicado.

“Los Marshals de Estados Unidos trabajaron estrechamente con el procurador de distrito local, la Procuraduría General del Estado de Nuevo México, y muchas otras agencias en la comunidad de procuración de justicia tanto a nivel local como internacional con el fin de asegurar que se cumpliera la justicia”, concluyó.