Alarma en SLP por fuga de amoniaco en fábrica de helados

Cinco empleadas de la empresa fueron hospitalizadas. Se abrió una investigación por el incidente. Se desalojó de forma preventiva a más de mil burócratas de la Unidad Administrativa Municipal.

San Luis Potosí

Una fuga de amoniaco en las instalaciones de una fábrica de helados provocó el desalojo preventivo de más de mil burócratas de la Unidad Administrativa Municipal.

Las autoridades de auxilio informaron que cinco empleados de la empresa fueron hospitalizados, en tanto que se inició una investigación sobre el incidente.

La Unidad Estatal de Protección Civil informó que aproximadamente a las 09:00 horas se presentó un incidente en la empresa Tucky-Tucky, en donde se fugó gas debido a la rotura de una tubería de conducción en el área de producción de paletas.

Indicó que tras reportarse la fuga se activaron los protocolos de seguridad en torno a la empresa ubicada en la avenida Juárez a unos cien metros de las oficinas administrativas del ayuntamiento de la capital.

Se procedió a desalojar del edificio municipal a mil 200 empleados y se determinó suspender las labores durante todo el día.

El jefe del cuerpo de Bomberos de la ciudad, Adolfo Benavente, informó que cuatro empleados de la empresa fueron internados y que uno más se encuentra en estado de salud grave debido a la inhalación del gas.

Lamentó el caso de los lesionados, pues por errores de las autoridades que atendieron la emergencia los canalizaron equivocadamente a instituciones de salud que no cuentan con procedimientos para la desintoxicación de los lesionados, lo que obligó a realizar cambios del Hospital Central a una clínica de especialidades del Seguro Social.

El ayuntamiento capitalino informó que los titulares de Protección Civil, Ricardo Tapia Cuevas y de Seguridad Pública, Arturo Calvario lanzaron una alerta para que la población trate de no asistir a la zona de riesgo ubicada entre la Avenida Juárez y Salvador Nava, así como la unidad administrativa municipal y el fraccionamiento del Santuario.

También se procedió al cierre de las calles y avenidas cercanas para dar seguridad a la población. En el interior de la empresa se pudieron observar socorristas con trajes encapsulados, mientras en la cercanía existen varias unidades de rescate.

Provisionalmente el Ayuntamiento de la Capital suspendió los servicios en la UAM y acordonó la zona de la contingencia para evitar riesgos a la población; a todos los elementos que participan en el operativo se les entregaron cubre bocas y equipo especial para hacer los recorridos de inspección.