• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 04:02 Hoy

Fuera de circulación, 50% de ‘micros’ en CdMx

El gobierno de Mancera encabezó la chatarrización de los microbuses porque son contaminantes e inseguros y no están diseñados para transportar pasajeros,
e impulsó la sustitución de unidades en favor de los usuarios y el medio ambiente.

Publicidad
Publicidad

Ilich Valdez

La administración de Miguel Ángel Mancera logrará un cambio que no se había visto en Ciudad de México en materia de movilidad y seguridad para los usuarios desde que se trató de cambiar el pulpo camionero en los años 80, ya que logrará sacar de circulación a 50 por ciento de los microbuses, señaló el investigador y especialista en transporte Bernardo Navarro.

Afirmó que esas unidades son altamente inseguras, lo que se demuestra en los accidentes en los que se ven relacionados, pues cerca de 90 por ciento son generados por sus malas condiciones mecánicas.

De acuerdo con el proyecto de sustitución y chatarrización de microbuses que se planteó desde que Mancera llegó al gobierno capitalino, se alcanzará la sustitución de 50 por ciento de esas unidades altamente contaminantes e inseguras, ya que ni siquiera fueron diseñadas para el transporte de personas, pero en los 80 les permitieron que las adaptaran para convertirse en un transporte semimasivo.

Cuando inició esta administración, el padrón vehicular de transporte público colectivo de microbuses era en 33 mil 400 unidades en circulación y al final de su mandato se quedará en 16 mil 700.

De acuerdo con el reporte anual del servicio de microbuses, el padrón actual de unidades de microbús en CdMx es 18 mil 789 en 102 rutas.

Sin embargo, derivado de los programas de sustitución y chatarrización de microbuses y la puesta en operación de los corredores de transporte público concesionado alcanzará 50 por ciento de la salida de esas unidades obsoletas.

Para los ramales de microbuses que concluyen su proyecto de corredor, el gobierno local les entrega 100 mil pesos por cada vehículo chatarrizado.

El programa de chatarrización tiene el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del sector transporte, que es responsable de 38.23 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono en Ciudad de México, de acuerdo con el Inventario de Emisiones de la Secretaría del Medio Ambiente local.

José Antonio Sánchez Escalante, presidente de Rutas Unidas de Ciudad de México, recordó que los primeros microbuses llegaron a sustituir a las combis de seis personas y la primera generación fue para 22 pasajeros, con una altura de 1.60 metros, pero actualmente son para 35 usuarios o más y miden 2.3 metros.

Sin embargo, dijo, ya están rebasados en la prestación del servicio. Incluso, “la seguridad de esas unidades es prácticamente nula, porque ya tampoco existen las refacciones, por eso es que los transportistas nos estamos sumando al cambio y a la destrucción de los microbuses“.

Los primeros microbuses que prestaron servicio fueron en la Ruta 1, de Eje Central, y la 2, de Insurgentes en 1987. El último microbús fue ensamblado en 1993, por lo que los que aún circulan en la ciudad tienen 25 años de servicio.

12 nuevas rutas

Por los 12 corredores de transporte que se han puesto en marcha en esta administración de Mancera, primero con Héctor Serrano como secretario de Movilidad, y luego con Carlos Meneses, en el mismo puesto, suman 2 mil 994 salidas de microbuses enviados para su destrucción.

De acuerdo con Meneses, su destrucción es evitar que puedan venderse las unidades e irse a otras zonas o estados del país.

Señaló que uno de los corredores más importantes que sacó microbuses fue Tlalpan, donde salieron 822 unidades obsoletas y altamente contaminantes, para dar paso a unidades con tecnología ambiental que disminuyen las emisiones de contaminantes hasta en 90 por ciento, pero sobre todo, porque representan seguridad para los usuarios.

“Eso nos permite contribuir al cuidado del medio ambiente al retirar el parque vehicular obsoleto y fomentar la modernización del mismo por unidades que cumplan con las normas de cuidado ambiental.

“Para la chatarrización de unidades tipo microbús, primero se evalúa dónde es conveniente retirarlos de circulación y sustituir por autobuses nuevos que cuenten con tecnologías para la reducción de emisiones contaminantes, además de crear un esquema mediante el cual se reorganice a los dueños de microbuses para formar sociedades mercantiles y establecer un mejor servicio con paradas exclusivas“.

Bernardo Baranda, director para América Latina del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), consideró necesario el cambio de unidades y servicio.

Destacó que incluso los usuarios están dispuestos a pagar una tarifa más alta, a cambio de un mejor medio de transporte.

“Hay que ser más exigentes y acabar con la modalidad hombrecamión, porque las autoridades pueden dar incentivos para acabar con el resto de los microbuses en los próximos tres años”.

Con la salida de Mancera, le corresponde a la siguiente administración decidir si continúa con el programa de corredores o genera un proyecto para poder terminar con los microbuses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.