Frenan PRI y PVEM exhorto a bajar gasto a 3 poderes de Guerrero

Diputados se acusan de omisos, protagónicos y simuladores. La propuesta es reducir el gasto 20% y salarios de funcionarios, legisladores y magistrados del  TSJ el mismo porcentaje a sus ingresos.   

Chilpancingo

Las fracciones parlamentarias del PRI y PVEM frenaron un exhorto encaminado a solicitar la reducción del gasto en los tres poderes públicos locales, para que funcionarios del gobierno estatal, diputados locales y magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) disminuyan hasta en 20 por ciento sus ingresos.

La propuesta de origen fue planteada en tribuna por el ex dirigente estatal del PRD, Sebastián Alfonso de la Rosa Peláez, quien en aras de convencer a sus compañeros recordó que ya el gobierno estatal a través del secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón, anunció que pondrá en marcha de un plan de austeridad que impedirá el derroche de recursos en un periodo de crisis.

En el documento leído en tribuna, De la Rosa consideró necesario la reducción del gasto en los tres poderes públicos, así como en los organismos públicos descentralizados hasta 20 por ciento, en un acto de congruencia y solidaridad con la sociedad.

Además de la reducción de salarios y gastos de operación, el legislador dijo que se debe tener claridad respecto al destino que tendrán los recursos que se ahorren con las medidas de austeridad adoptadas, para que se les canalice hacia diferentes programas de asistencia social.

Cuando la propuesta de acuerdo se puso a consideración de la permanente, los diputados del PRD y Movimiento Ciudadano (MC) votaron a favor, pero el bloque mayoritario del PRI y PVEM, a los que se sumó la única diputada del Morena lo hicieron en contra.

Entre protagónicos, omisos y simuladores

La votación en contra generó la inconformidad del diputado de la Rosa, quien de primera instancia señaló que mientas el gobernador Héctor Astudillo Flores ya anuncia medidas compensatorias ante la crisis, sus diputados en el Congreso local no actúan de acuerdo con su línea de conducta.

El priista Héctor Vicario Castrejón interpeló al perredista para señalarle que su planteamiento estaba mal redactado, ya que en él se planteaba un exhorto de los diputados a los mismos diputados locales.

"Nosotros no podemos exhortarnos a nosotros mismos, en todo caso debemos actuar y eso, téngalo por seguro que lo vamos a hacer pero con el consenso de la mayoría", destacó.

En su descargo, el del PRD se defendió señalando que la propuesta no tuvo el voto a favor del PRI, por el simple hecho de que no lo hizo la presidenta de la Junta de Coordinación Política, Flor Añorve Ocampo, lo que implicaba una actitud caprichosa.

La coordinadora de los diputados del tricolor solicitó la palabra para revirar lo dicho por su homólogo del sol azteca, al que acuso de manejarse de manera protagónica, sin tener un interés real por ayudar a los sectores más pobres de la entidad, que son los más afectados por el incremento al precio de los combustibles y los productos de la canasta básica.

"Yo he escuchado a mis compañeros en posicionamientos que son solamente acciones protagónicas; como cuando dijeron que iban a mantener tomada la tribuna hasta que se resolviera el problema del gasolinazo, cuando saben que este Congreso no puede desahogar ese tema", aseveró.

La diputada del Morena, María de Jesús Cisneros también solicitó la palabra para explicar la razón por la que votó en contra del acuerdo parlamentario, dijo que lo hizo en contra porque su contenido no era más que una simulación de los partidos que tomaron parte de lo que calificó como "Pacto contra México".

"Los planes de austeridad no van a resolver ese tipo de asuntos que rebasan por mucho a las autoridades locales, el camino es darle marcha atrás a la Reforma Energética y al impuesto especial que dio pie al alza en la gasolina".

Astudillo, apaga fuegos de la federación

El coordinador de la fracción parlamentaria del MC, Ricardo Mejía Berdeja sostuvo que si bien votó a favor del punto de acuerdo, lo cierto es que tiene la certeza de que las medidas de austeridad no van a revertir la crisis que se enfrenta actualmente.

Lo anterior, porque el origen del desajuste económico que se vive es consecuencia de un problema estructural, mismo que se tiene que revertir en el Congreso de la Unión derogando la existencia del IEPS.

Reconoció que el gobernador de Guerrero ha jugado un papel importante en la solución de problemas que en algún momento amenazaron la gobernabilidad del estado, sin embargo, reprochó que es en la federación en donde se generan las complicaciones que mantienen a parte importante de la población movilizadas.

Dijo, que de manera irónica el gobierno estatal ha jugado en varias ocasiones el rol de apaga fuegos de la administración federal, pese a las condiciones de vulnerabilidad que históricamente enfrenta Guerrero.


MMR