Hacen de la suyas franeleros en Acapulco en este periodo vacacional

Apartan calles y costera para cobrar a los vacacionistas de 20 pesos hasta 50 por adelantado para dejarlos estacionar. La dirección de vía pública y tránsito hacen caso omiso.

Acapulco

Al iniciar el periodo vacacional de verano la Costera Miguel Alemán y calles adyacentes se convirtieron en un auténtico negocio para franeleros porteños, los cuales apartan lugares con cubetas, bidones de plástico, sillas, cajones y conos para los automovilistas a cambio de dinero.

No es lo único que impide el paso en las calles de la Costera Miguel Alemán, ya que se instalaron puestos de fritangas, anuncios de hoteles para la venta de tiempo compartido, espectaculares de abogados, construcciones en plena banqueta de los negocios en la zona Dorada.

Un recorrido realizado por MILENIO, se pudo comprobar que desde la glorieta de La Diana Cazadora al Parque Papagayo hay puestos con promotores hoteleros, venta de raspados, alimentos, artesanías, apartado de lugares para ofrecerlos al turista para estacionamiento y hasta lavado de autos.

Incluso, algunos hoteles y negocios de comida permiten estacionar los vehículos de sus clientes en las banquetas.

En ambos frentes del Parque Papagayo, se han instalado una decena de franeleros, que ofrecen a los turistas el lugar apartado.

–Aquí deje su carro jefe, yo se lo cuido por 20 pesitos, le dice el franelero al chofer de una camioneta con placas del Estado de México

–Si está bien gracias, le responde el sudoroso vacacionista, mientras sus familiares se bajan para ir a la playa.

–Nada más que se paga por adelantado mi jefe, le exige el franelero

–Cómo, no es hasta que me vaya, le revira

–No mi jefe, luego se van y no pagan nada, por eso se cobra por adelantado y aquí su camioneta está segura, le advierte.

En las calles adyacentes la situación no es diferente pues con cubetas, bidones de plástico y hasta piedras se protege el área de trabajo de los franeleros, quienes a los choferes de los autobuses de turistas les piden por el lugar de 50 hasta 150 pesos por toda la noche.

"Pues aquí nos apartan el lugar, les damos una lanita, sus 50 varos y ya no hay problema para llegar al estacionamiento y nos quede cerca el hotel.

"Sobre todo pues se los damos para evitar problemas, que se vaya a ponchar una llanta, que abran el camión, usted sabe, es mejor ayudarlos", asegura Heriberto Guzmán, chófer de un autobús que viene desde Chilmalhuacán, del Estado de México.

Adelante del lado del Parque Papagayo, ya instalaron un auto lavado, al mismo tiempo colocaron conos con la leyenda Parque Adventure, así como sillas y los franeleros y lava coches.

Sobre la misma costera un Centro nocturno, coloca unos castillos para recibir a su clientela.

Una mujer instaló su negocio de fritangas sobre la acera, enfrente del hotel Kristal y a un costado de cinco motopatrullas de la Policía Federal, en todos los casos las autoridades han hecho caso omiso.