• Regístrate
Estás leyendo: Francia en México, ‘al quite’ de EU y China
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 18:49 Hoy

Francia en México, ‘al quite’ de EU y China

La representante diplomática señala la urgencia de consolidar lazos entre los dos países ante la conflictiva geopolítica de esta época.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Francia en Guadalajara es birote (Birrot o Pirotte, según la tradición del apellido de origen que se reconozca a la irrepetible versión local del pan francés que sustenta las tortas ahogadas); es Las Fábricas de Francia (Fortoul y Beck, dos apellidos enlazados a su historia económica tapatía de 150 años); es la bandera de las mexicanísimas Chivas Rayadas (antes Club Unión, formado por belgas y franceses en los albores del siglo XX y ‘nacionalizado’ en 1908); es el paseo porfiriano que sobrevive en la actual avenida Vallarta; es el kiosko con ocho cariátides estilo art nouveau de la plaza de armas.

También es escuelas, institutos, un consulado, dos mil ciudadanos migrantes, miles de estudiantes, decenas de miles de mestizos más de esta hibridación de sangres y costumbres… como el matrimonio del pasado 28 de octubre, en el añejo templo de la Trinidad, a un costado del teatro Degollado, entre la tapatía Alejandra Reséndiz y el francés Thomas Febvin, oriundo de la algún vez inglesa Nord-Pas-de-Calais, frente al canal de La Mancha (otro territorio de mestizajes); seguramente, este es el último himeneo en este tres o cuatro veces centenario intercambio de bienes, dineros, genes, cultura, a veces mutua fascinación, sin faltar las violencias con que se encuentran las alteridades en la historia. Es la Guadalajara a la que ha arribado la semana pasada la embajadora Anne Grillo, una experimentada diplomática que tiene la misión de fortalecer lazos con el socio mexicano, en el contexto de Estados Unidos con recelos y creciente retiro de la escena mexicana, y de la ofensiva geopolítica China, sobre toda América Latina.

“Guadalajara es la presencia francesa más grande del país después de la capital; hay una comunidad francesa muy importante, que desde hace muchos años, ha participado en el desarrollo del estado y de la ciudad. También hay franceses que viven aquí desde hace pocos años, que vienen con empresas francesas que invierten en Guadalajara; así, tenemos más de dos mil franceses registrados, y eso quiere decir que el número de franceses que vive en la ciudad es mucho más importante; tenemos también muchos estudiantes franceses que vienen a estudiar a México, especialmente a Guadalajara, es una tendencia nueva, y tenemos a estudiantes mexicanos que se van a Francia, como tres mil, y hay un interés compartido: por ejemplo el número de franceses que vienen a terminar una licenciatura o a empezar una maestría en la UdeG, entre los estudiantes extranjeros el contingente más importante son los franceses”, señala, en una entrevista concedida a MILENIO JALISCO.

“También hay muchas empresas francesas en Guadalajara y Jalisco, con aportación a proyectos emblemáticos como la Línea 3 del tren ligero, que va a ser algo muy importante; y participación en todos los ámbitos: industria, transporte; los alcaldes de Guadalajara y Zapopan quieren que Francia invierta más en lo que llamamos la ciudad inteligente, la ciudad conectada, los transportes públicos sostenibles, en los que mi país tiene expertiz, con un interés para invertir y desarrollar negocios aquí”, añade.

La embajadora, que ha sido representante diplomática en Marruecos, en China y en Cataluña, apenas asumió hace cinco meses el cargo, y destaca que las relaciones entre ambos países están normalizadas tras los problemas que generó el caso Florence Cassez. Lo prueba la creciente relación económica: más de seis mil millones de euros de intercambio, que convierten a Francia en 11 socio comercial de México.

“Podemos tener una hoja de rutas de cooperación, más estratégica, para ayudar a la ciudad a tratar sus retos; para mí esta visita a Guadalajara era muy importante, primero para descubrir esta presencia francesa tan importante, tan antigua, y para desarrollarla y reforzarla […] es increíble, porque yo no lo veo en otras partes de México”. En el ramo educativo, se refleja en el papel de las instituciones educativas como el colegio Franco Mexicano o la Alianza Francesa, así como 200 acuerdos de cooperación con la UdeG.

- ¿Qué le dice la comunidad francesa de Guadalajara sobre la inseguridad pública?
- La inseguridad para mí no es un tema específico para México, yo viví tambien en otras países donde la seguridad era un tema […] en Francia y en Europa enfrentamos el riesgo terrorista, y eso aquí no existe, aquí la inseguridad esta más ligada a la delincuencia, pero es un tema que todos los países enfrentan; veo que las empresas francesas en México, es un tema que tienen claramente en su agenda, pero se organizan, eso quiere decir que el tema no es un obstáculo a las inversiones […] para las empresas lo más importante es el entorno, es decir la voluntad política de las autoridades: en una ciudad, facilidades para invertir, y tener una mano de obra calificada, esto es lo importante para las empresas francesas. Creo que la seguridad es más un tema para los franceses que viajan a México, que se dan cuenta que se tienen que cuidar, como en todos los países, pero si tú ves la cifra de turistas franceses hacia México, el número crece…

La diplomática ha entregado, desde su arribo al país, un mensaje claro a las autoridades mexicanas: “es un país en el que confiamos, también a nivel político, y es lo que les digo a las autoridades mexicanas […] esta es una relación muy fuerte, somos amigos, somos socios, pero tenemos que ir más allá, ser aliados, dar un salto cualitativo, para detonar nuestra relación en una coyuntura nueva”.

- Supongo que el problema de México con Estados Unidos en la administración Trump abre la oportunidad.
- Sé, es el contexto, por supuesto, pero no solo con Estados Unidos, sino todo el contexto internacional, también la situación cambió en Europa, de dos años hacia acá, con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, y la nueva dinámica política en Francia, con un presidente [Emmanuel Macron] que quiere invertir en el proyecto europeo.

- Usted fue cónsul en Cataluña, allí se da también ese despertar de nacionalismos que tanto les preocupa.

- Sí. Muchas cosas cambiaron, por supuesto. También estuvo el cambio en EU, y lo que ha pasado en Asia con el juego de fuerzas entre China, Corea, Japón. Yo digo que debemos aprovechar que México y Francia tenemos muchas cosas en común, tenemos valores compartidos y una visión de lo que queremos para el mundo: un mundo regulado, un mundo con derechos, a favor del multilateralismo, a favor de la protección del medio ambiente, a favor de la salud, y por eso hablo de pasar de ser socios a ser aliados, debemos tomar iniciativas juntos para promover nuestra visión, es un reto.

- El caso de China, con su agresividad geopolítica, es aprovechar el retiro de Estados Unidos para aumentar su influencia en América Latina
- Sí, lo sé, los conozco; cuando estaba en África me tocó, vi la fuerza de ese país, vi su diplomacia, que es muy impresionante; no sólo hay que afrontar bien el tema de la relación con EU, es también reforzar lazos no porque tengamos miedo de China, sino porque reforzamos una visión multilateral, de contrapesos […] hay mucho más entre México, Francia y Europa, que con EU o Asia; por supuesto, no vamos a cambiar las dinámicas de fondo, pero podemos aprovechar el contexto para reforzar los lazos, es mi convicción personal, y tenemos que hacerlo ahora, no dentro de dos años, las cosas se organizan ahora. China por supuesto que mira todo lo que pasa en el mundo…

- México ha superado sus guerras y enfrentamientos del siglo XIX con Francia, y desde hace mucho, se ve en ese espejo, se quiere parecer, imita instituciones republicanas, admira la cultura.
- Estoy totalmente de acuerdo, en esta relación hemos enfrentado fases difíciles, pero ahora la relación nunca había sido tan buena, a nivel político es increíble […] la imagen que tiene México en Francia es similar; cuando mis amigos mexicanos me hablan de inseguridad, hay que ver todos esos estudiantes franceses que han venido a México, no tenemos esa misma tendencia en otros países de América Latina, por ejemplo, como que vayan a Argentina; aquí algo muy fuerte de los franceses, hay percepciones de su parte de la imagen que tienen de México, que los hace preferirlo.

- ¿Entonces es verdad que los mexicanos somos muy pesimistas en cuanto a nuestra realidad?

- Es usted quien lo dice, pero creo que tiene razón; a mí me gustaría que México tuviera más confianza en sí mismo, es un país increíble, con un potencial de energía, de resiliencia.

- También comparte México con Francia el recelo a la hegemonía y el poder político, militar, cultural, de EU.

- Creo que sí, EU es un país que también me encanta, tiene una sociedad que tiene una movilidad increíble, pero México y Francia son dos países que están orgullosos de su cultura, de su identidad, de su historia; la importancia que le damos a la cultura, a la diversidad cultural, a la lengua; creemos que la cultura no es solo entretenimiento, pero no se trata solo de EU, simplemente, México Francia creemos que todas las culturas tienen un espacio para desarrollarse.

- Y hablando del tema de culturas, ustedes tienen un formidable desafío con la masiva migración a Francia y Europa
- Tarde o temprano, el tema de la migración es un tema que todos los países del mundo van a enfrentar, estoy segura de esto, y eso pone a discusión los temas de identidad de cada país, el modelo de estado, cada país tiene que pensar en cómo integrar la migración; México ya vive algo de esto con la migración centroamericana, creo que la educación en todos los países será la clave para la integración. Está también la violencia de parte de esa migración que se niega a integrarse.

Varios pesimistas señalan que Europa algún día ser musulmana, ¿usted atisba esa europa musulmana?

- No, no le veo así; para mí es una imagen un poco caricaturesca, porque la demografía no va en este sentido. Además, conozco muchos países musulmanes, las mayorías son renuentes a esa minoría agresiva y violenta. Su terrorismo nos presiona, pero presiona más a la comunidad musulmana, usted habrá visto lo que pasó en Egipto, la muerte de más de 200 personas por un atentado.

- La extrema derecha europea también se fortalece con esa visión tremendista, ¿no asistimos a la resurrección del fascismo?
- No creo, quiero ser optimista, creo en las nuevas delegaciones, ya lo vimos en Francia en las últimas elecciones, yo regreso al tema de la educación, tenemos que empezar por esto, y debemos de confiar en las nuevas generaciones.


SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.